CEO’s mundiales consideran a México destino de inversión

Tailandia, Indonesia y Turquía son los otros tres países con que compite México para atraer capitales, de acuerdo con la encuesta de Pricewaterhouse Coopers.
La IED cayó en 2016.
El 70 por ciento consideró que la carga fiscal es una de las principales barreras al crecimiento de sus empresas. (Especial )

Ciudad de México

México es uno de los cuatro países del mundo que está en la mira de los directores generales de empresas para atraer nuevas inversiones los próximos tres o cinco años.

La firma consultora Pricewaterhouse Coopers (PwC) aplicó la 17 Encuesta Global Anual de CEO (Chiefe Executive Office), una de las conclusiones fue que México, Tailandia, Indonesia y Turquía son considerados como potenciales destinos de inversión.

México destaca en esta lista a pesar de que los directores generales consultados por la firma identificaron al menos cuatro barreras para el crecimiento de las empresas.

Barreras en Norte América

Para los CEO, las principales barreras en México,  Estados Unidos,  y Canadá son: la sobre regulación, la carga fiscal en la región que es de 75 por ciento, mayor a la media global de 70 por ciento; la creciente carga fisca y la desaceleración económica.

Al referirse a México, los directores consultados destacaron que con la reforma hacendaria para el sector de la minería el obstáculo es mayor.

“El 89 por ciento de los directores de empresas de energía y minería coincide en señalar que la principal barrera al crecimiento en este sector es el incremento de la carga fiscal. Reciente con la reforma fiscal aumentó significativamente los impuestos a la minería lo cual tendrá un efecto en la inversión de este sector los próximos años”, se lee en las conclusiones de la encuesta.  

Carga fiscal, limitante en todo el mundo

De acuerdo con la encuesta, dos de tres CEO de todo el mundo coincidieron en que el sistema fiscal internacional requiere una reforma urgente.

El 70 por ciento consideró que la carga fiscal es una de las principales barreras al crecimiento de sus empresas.

A través de las conclusiones se identificó que los CEO de todo el mundo están buscando nuevas estrategias de crecimiento empresarial y frente a la desaceleración de los países desarrollados ven en México, y otros países como nuevas oportunidades.

También consideraron la necesidad de una reforma en el sistema impositivo mundial. El  65 por ciento de los entrevistados afirmó que el sistema fiscal internacional no cambió para adaptarse a las necesidades del mercado global actual, ni para reflejar la manera en la que las multinacionales hacen negocios hoy en día.

Los directores generales consideran clave crear un sistema fiscal internacionalmente competitivo y eficiente.

En este sentido,70 por ciento de los CEO globales reconoce que tienen en cuenta la competitividad del régimen fiscal a la hora de decidir en qué país invertir. Este porcentaje crece hasta un 78 por ciento en el caso de los CEO mexicanos, que consideran las políticas fiscales como un factor clave en la toma de decisiones de sus operaciones internacionales.