Prevén empresarios uno de los cierres de año más complicados

“Ya no se espera crecimiento, si no al menos no salir perdiendo”: Carreño.
El cierre “será como el resto del año. Hemos estado sobreviviendo y agotando nuestras reservas”, dijo.
El cierre “será como el resto del año. Hemos estado sobreviviendo y agotando nuestras reservas”, dijo (Héctor Mora)

Pachuca

Este cierre de año será uno de los más complicados para las empresas, señaló el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Francisco Carreño, quien destacó que ya no se espera que haya crecimiento, si no al menos no salir perdiendo; aunque aseguró que el pago de aguinaldos no corre riesgos.

Dijo que más que crecer, lo que las empresas tratan es de sobrevivir, pues las circunstancias económicas por las que atraviesa el país son muy complicadas.

“El fin de año será igual que el resto del año, pues hemos estado sobreviviendo y agotando nuestras reservas, pues la productividad es lo que nos mantiene, pero la problemática es oficializada por el Banco de México. Los empresarios tenemos que seguir haciendo el esfuerzo de seguirnos manteniendo”.

Dijo que el principal motivo por el que se estancó la economía es que durante los primeros meses del año no hubo flujo de recursos por parte del gobierno federal por lo que las dependencias e iniciativa privada estuvieron detenidas y los proyectos totalmente parados, incluso en esta segunda mitad del año los recursos han caído muy a cuenta gotas.

“Nos dice que en el semestre pasado no hubo el recurso suficiente que estaba comprometido desde el año pasado, lo cual se ve reflejado en la falta de trabajo”.

Señaló que ha habido despidos, pues las empresas no han podido sostener a sus plantillas laborales, por lo que se han quedado con el personal absolutamente básico, por lo que ya es imposible que se den más despidos, pues las empresas dejarían de funcionar.

“Se está dando (el despedido de personal) y  hemos visto que muchas de las industrias, por ejemplo la vivienda esta disminuida, de  aquí a fin de año vamos a conservar la planta que ya tenemos, o sea a estas alturas ya no es posible decir, voy a seguir despidiendo, sino empezar a hacer una planeación para 2014”.

Pese a todo ello, dijo que no existe riesgo con el pago de aguinaldos por parte de las empresas a sus trabajadores, pues éstas han tomado sus previsiones.

“Nosotros estamos acostumbrados a prepararnos para los fines de año,  por lo que tenemos una previsión en el número de empleados y el hacer nuestras reservas para cubrir las responsabilidades.  Es necesario porque aparte de que es una obligación y es la única forma de corresponder a los trabajadores el esfuerzo de todo el año”.

Dijo que a pesar de que las expectativas no son muy buenas para el próximo año, pues los especialistas han señalado que sólo México crecerá en un 2.5% más o menos, es decir son menores a las que hubo a inicios de este año cuando se decía que el crecimiento sería de entre el 3 y el 3.5 por ciento; sin embargo ahora resulta que sólo se podrá crecer entre un 0.9 por ciento y un 1.4%, según la expectativa del Banco de México.

En cuanto a la reducción que hizo recientemente Banxico en cuanto a su expectativa de crecimiento para este año que está por finalizar, el dirigente empresarial dijo que tal anuncio “es muy decepcionante, porque nos dice que el semestre que pasamos no ha habido el recurso suficiente que estaba comprometido desde el año pasado y que hoy vemos reflejado en la falta de trabajo; en la cuestión de lo que hoy son los resultados que están dando”.