Prevén analistas recorte al gasto de 150 mil mdp

Lo más importante será conocer el nivel de disciplina en las finanzas públicas, señalan expertos consultados por MILENIO.

México

El borrador de los “Criterios preliminares de política económica 2016”, que entregará esta semana la Secretaría de Hacienda al Congreso, establece un recorte al gasto de 0.8 a 1 por ciento del producto interno bruto (PIB), un crecimiento económico de entre 3 y 3.5 por ciento, inflación de 3 por ciento, reducción de medio punto en el déficit fiscal, precio del petróleo de 60 a 50 dólares y una producción de 2.2 millones de barriles diarios.

Estas estimaciones de analistas consultados por MILENIO deberán acompañarse de un nuevo compromiso de reducir el déficit fiscal para el próximo año en medio punto.

Más allá de los escenarios y posibles rangos que se pudieran pronosticar para la economía en vez de una estimación puntual, lo más importante será la disciplina en las finanzas públicas, concluyeron los expertos.

Para Alexis Milo, economista en jefe de Deustche Bank, más que las expectativas macroeconómicas de Hacienda, lo más relevante es ver cómo evolucionan las finanzas públicas conforme a las metas del  gobierno.

“Lo más importante es cómo va a continuar el esfuerzo fiscal para mantener las finanzas públicas en orden; es decir, cuál es el déficit público para 2016 y cuál es la manera en que lo va a lograr”, enfatizó.

Deutsche Bank espera que en 2016 el gobierno reduzca el déficit público en alrededor de medio punto porcentual del PIB en comparación con el de este año.

Para Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays México, será esencial constatar el compromiso de reducir el déficit público, tomando en cuentaque habrá menos ingresos petroleros por bajos precios y menor producción. Esto puede obligar a un ajuste al gasto de 150 mil millones de pesos, equivalente a entre 0.8 y 1 punto del PIB.

Para 2015 se aprobó un déficit fiscal de 1 por ciento del PIB y en su versión ampliada de 3.5 por ciento, que considera deuda por pensiones y otros compromisos; entonces, se espera que se reduzca a 0.5 y 3 por ciento, al considerar ambas  mediciones.

Luis Adrián Muñiz, subdirector de análisis de Vector, afirmó que lo relevante es la estimación de ingresos para ver cuánto va a recortar el gasto y la trayectoria decreciente del déficit.

El panorama será “muy complicado, porque si bien 2015 empezó flojo y va más o menos”, 2016 debe preocupar, porque se enfrentará un choque al gasto fuerte de 250 mil millones de pesos con precios bajos del petróleo y menor producción del hidrocarburo.

Del pronóstico para la economía, Oviedo señaló que dado que probablemente haya un ajuste a la inversión y la economía de Estados Unidos siga creciendo, México crecrecería 3 por ciento y no más de 3.5 por ciento. Muñiz, más pesimista, lo ve en 2.5 por ciento.

Si se llegaran a presentar los pre-criterios con rangos para la estimación del PIB, Oviedo dijo que se interpretaría que el punto medio es el puntual; es decir, si es de entre 3 y 4 por ciento, considerarían 3.5 por ciento.

Petróleo muy bajo

En cuanto al precio del crudo, Oviedo consideró que en el borrador se puede calcular en 50 dólares el barril, con una producción de 2.2 millones de barriles diarios.

Deutsche Bank México lo ve en unos 60 dólares en promedio. “Aunque se recuperara moderadamente, no va a regresar a los niveles para los cuales está hecho el presupuesto este año y que están cubiertos, sino que el precio del petróleo se recuperará quizá en alrededor de 60 dólares por barril incluso en un escenario optimista, lo cual implica una caída importante de los ingresos con el nivel cubierto de este año de 76 dólares por barril”, explicó.

Ante esa situación, enfatizó que el esfuerzo en el déficit tiene que ser todavía más grande, porque hay que reducir el gasto más que los ingresos para lograr esos ahorros.

“Más que una estimación explícita para el recorte, es más bien que el déficit se redujera en medio punto del PIB, y esto implicaría un escenario muy incierto para los ingresos; depende de cuánto caigan los ingresos es cuánto tiene que caer el gasto; por eso, independientemente del escenario de los ingresos, qué tanto reducirán el déficit creemos que eso sería favorable”, matizó.

Del compromiso de presentar un presupuesto sobre base cero, Milo dijo que además de ser algo favorable, representará un reto para el gobierno, porque tiene muchas inercias que son difíciles de romper con esta iniciativa.

El socio fundador de Instituciones y Tecnología Gubernamentales, Jorge Chávez Presa, dijo que la aplicación del presupuesto conforme a ese modelo será insuficiente y muy limitada, por la gran cantidad de obligaciones jurídicas que se tienen que cumplir de acuerdo con la ley.

En cuanto a los programas sociales, consideró necesario que los 10 padrones de beneficiarios tendrán que ser unificados para evitar que otros órganos de los gobiernos federal y estatales dupliquen los beneficios, pues ahora el presupuesto tiene una expansión brutal del gasto que se ha reflejado en la estructura programática.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]