Prevé Banxico repunte de inflación el próximo año

El banco central mentiene en 3% la tasa de interés de referencia; resalta incremento en el consumo, la creación de empleos, remesas y crédito.
Las exportaciones mexicanas han perdido dinamismo.
Las exportaciones mexicanas han perdido dinamismo. (Jorge Carballo)

México

En un entorno de debilidad económica mundial y de constante volatilidad en los mercados financieros, el balance de riesgos para el crecimiento económico nacional se deterioró y para 2016 se anticipa una inflación mayor a la observada en 2015, señaló el Banco de México (Banxico).

El anuncio de política monetaria del organismo central decidió mantener en 3 por ciento la tasa de interés de referencia, en un marco económico donde elconsumo en el país se ha fortalecido, impulsado por mayor empleo; incrementado tanto las remesas como el financiamiento bancarios; bajos niveles de inflación, y la actividad económica continúa mostrando un crecimiento moderado.

Esto porque las exportaciones han perdido dinamismo, debido a la desaceleración de la demanda externa, así como por los bajos precios del petróleo y la reducción de la plataforma de producción, al tiempo que la inversión ha mantenido un bajo desempeño.

"Se considera que el balance de riesgos para el crecimiento se deterioró respecto de la decisión previa de política monetaria", indicó el Banxico.

Adicionalmente, indicó la institución central, aunque el nivel de precios ha mantenido su tendencia a la baja, al alcanzar niveles mínimos históricos, y las expectativas para la inflación general y subyacente al cierre de 2015 continúan disminuyendo por debajo de 3 por ciento, para 2016 se estima que ambas medidas de inflación aumenten, al ubicarse en niveles cercanos a 3 por
ciento.

El Banxico explicó que un mayor incremento en los precios reflejará la reversión de algunos choques de oferta favorables que tuvieron lugar en 2015 y el impacto de la depreciación del tipo de cambio en los precios de algunos bienes, más no un deterioro generalizado de la dinámica de formación de precios.

El área de análisis de Scotiabank indicó que, tal como se esperaba, el organismo central mantuvo su postura monetaria y el nivel de la tasa de referencia; sin embargo, ahora se refiere a un deterioro en el balance de riesgos para el crecimiento de México y alertó que la inflación aumentará en 2016; además, observa un entorno global complicado.

En este sentido, el Banxico destacó que la economía mundial sigue debilitándose, pues en Estados Unidos crece a un ritmo moderado y los países emergentes se desaceleran, lo que redunda en un menor dinamismo del comercio internacional y de los mercados financieros.

Para estos últimos, la institución que gobierna Agustín Carstens estima que si bien las últimas semanas se percibió una menor volatilidad, esto respondió en gran medida al mayor apetito por riesgo de inversionistas institucionales, ante la postergación de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos y las medidas adoptadas por el gobierno chino para estabilizar sus mercados.

Sin embargo, agregó, esta situación es probable que cambie en los próximos meses, debido a la incertidumbre por el próximo inicio de la normalización de la postura monetaria de la Reserva Federal (Fed), la elusiva fortaleza de la zona del euro y vulnerabilidades significativas en algunas economías emergentes emblemáticas, tales como China y Brasil.

Es por ello que, aunque la cotización del peso frente al dólar mostró una ligera apreciación y menor volatilidad, es probable que ésta regrese, indicó el Banxico.

En este contexto, Ve por Más considera que el mayor motivo por el que el Banxico decidiría subir la tasa de referencia en 25 puntos base en la próxima reunión del 17 de diciembre radica en que los miembros del comité de política monetaria consideren que el movimiento del peso marque una mayor volatilidad asociada a la alta incertidumbre sobre la política monetaria de la Fed, o incluso de que ésta decida incrementar su tasa en la reunión del 15 y 16 de diciembre.

Barclays: se impone la política de mantener la inflación en3 por ciento siempre y cuando no haya un riesgo por la presión inflacionaria.

"No creemos que Banxico elevará en automático las tasas de interés tan pronto lo haga la Fed. Las condiciones locales siguen siendo positivas para la dinámica inflacionaria. El banco considera que el riesgo relevante para la evolución de la inflación es la volatilidad financiera, y que se ha observado una estabilidad relativa en los periodos pasados de
estrés.

La Junta de Consejo primero verá cómo se conjugan estas variables en el contexto del incipiente crecimiento económico y la baja inflación
local.

En un comunicado, el área de análisis de Invex mostró una mayor preocupación sobre el debilitamiento de la economía global, tal como lo hizo la Reserva Federal en su reunión de septiembre. Las débiles tasas de crecimiento en las economías avanzadas y la desaceleración de las emergentes provocan un menor dinamismo del comercio internacional.

Además, la Junta no descarta ajustes económicos y financieros desordenados en los países emergentes más vulnerables a los choques externos, por lo que el balance de riesgos al crecimiento mundial se ha deteriorado.