Prevé el Banxico menor crecimiento y dólar más caro

Bajan de 2.96 a 2.83% repunte del PIB para 2016; en 2017 el cálculo va de 3.37 a 3.30%.
Continuará a la baja el peso.
Continuará a la baja el peso. (Jorge González)

México

Los expertos en economía del sector privado nuevamente redujeron sus previsiones de crecimiento para México en 2015, pero la revisión a la baja fue mayor para los próximos dos años; además, estiman una mayor depreciación del tipo de cambio.

De acuerdo con los resultados de la encuesta correspondiente a septiembre que realiza el Banco de México (Banxico), en 2015 el producto interno bruto (PIB) se incrementará 2.31 por ciento, ligeramente por debajo del cálculo de agosto, cuando los especialistas estimaron un aumento de 2.34 por ciento. Esta reducción es la décimo tercera que se presenta de forma continua.

En tanto, para 2016 las previsiones pasaron de 2.96 a 2.83 por ciento, y para 2017 se redujeron de 3.37 a 3.30 por ciento. El gobierno federal considera para 2015 un rango crecimiento entre 2 y 2.8 por ciento, mientras que para el próximo año uno entre 2.6 y 3.6 por ciento.

Los expertos consultados por el Banxico consideran que los principales factores que limitan el crecimiento del país son la debilidad del mercado externo y la economía mundial, elemento que por primera vez fue mencionado como mayor factor de riesgo, seguido de la inestabilidad financiera internacional, la reducción en la plataforma de producción petrolera y los problemas de inseguridad pública.

En cuanto al tipo de cambio, la encuesta del organismo central dejó ver entre el grupo de especialistas una depreciación mayor de la moneda nacional, pues mientras en agosto la expectativa apuntó una cotización de 16.36 pesos por dólar, el mes pasado el cálculo se elevó a 16.75 pesos; y para 2016 pasó de 16.01 a 16.32 pesos por dólar.

Disminuyen compras

En julio pasado la inversión fija bruta —que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción— presentó una disminución de 1.4 por ciento con respecto a junio, lo que significó el descenso mensual más alto en cinco meses.

Analistas del mercado atribuyen este desempeño a la desaceleración de la producción industrial en el lapso referido, afectada por un débil comportamiento del sector manufacturero.

De acuerdo con el reporte publicado por el Inegi, los gastos efectuados en maquinaria y equipo total se redujeron 4.7 por ciento mensual. Dentro de éstos, los de origen nacional disminuyeron 0.7 por ciento y los importados retrocedieron 5.8 por ciento.