El Presidente da luz verde a Los Ramones

El mandatario dice que su administración llevará el energético a estados rezagados en el desarrollo, como Oaxaca, Chiapas y Guerrero.
El proyecto va a trascender la actual gestión, indicó el presidente Enrique Peña Nieto.
El proyecto va a trascender la actual gestión, indicó el presidente Enrique Peña Nieto. (Notimex)

México

Al poner en operaciones la fase I del gasoducto Los Ramones, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que se llevará gas natural no solo al centro del país sino también a  Oaxaca, Chiapas y Guerrero.

Peña Nieto afirmó que el proyecto es la mayor obra de infraestructura de transporte de gas realizada en los últimos 40 años y que será pieza fundamental para el desarrollo y la seguridad energética de México.

“Estas obras de infraestructura van a venir a generar más empleos”, dijo el presidente. “Queremos que otras regiones del país se incorporen al proyecto de nación y al desarrollo nacional. Es parte de la infraestructura que estará detonándose en los próximos meses y años en alcance al Plan Nacional de Infraestructura (PNI)“.

Peña Nieto dijo que se pretende  llevar gas natural a “tres entidades del país que se han rezagado en el desarrollo nacional: Chiapas, Oaxaca y Guerrero”.

Acompañado por los gobernadores de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz,  y de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, el mandatario indicó que el PNI plantea una inversión de 228 mil 500 para construir 8 mil 500 kilómetros de gasoductos. Lo que significa que casi se duplicará al término de la administración.

En conjunto, la Estrategia Integral para el Suministro de Gas Natural aportará más de 6 mil 500 millones de pies cúbicos al día, cantidad equivalente a la producción actual total.

“Por eso nos hemos trazado un proyecto muy ambicioso”, dijo Peña Nieto. “Lo hemos alcanzado en la parte de las reformas estructurales que dan una nueva plataforma de desarrollo del país, un desarrollo que va a trascender la gestión gubernamental que concluye en 2018”.

Para el Jefe del Ejecutivo, este tipo de proyectos no solo abren oportunidades, sino que impulsan las ventajas competitivas y amplian las fortalezas del país para que impacten “de manera positiva en la calidad de vida de todos los mexicanos”.

El mandatario informó que esta fase, de 116 kilómetros y que va de la frontera en Tamaulipas a Los Ramones, Nuevo León, implica una inversión de 2 mil 500 millones de dólares.

Permitirá la importación hasta de 2 mil 100 millones de  pies cúbicos diarios de gas natural, lo que representa casi un tercio del consumo total actual a nivel nacional. 

Aunque el proyecto finalizará su construcción en 2015, a partir de este mes ya comenzará a distribuir gas proveniente de las cuencas del sur del estado de Texas.

Lo que sigue, es decir, Los Ramones fase II, medirá 738 kilómetros y se dividió en dos partes: “Ramones Norte” y “Ramones Sur”, a fin de cumplir con los tiempos de entrega y minimizar los riesgos en la ejecución del proyecto.

El total de la inversión será de mil 847 millones de dólares.

El tramo Los Ramones Norte tendrá una inversión de mil 52 mdd y abarcará 441 kilómetros del ducto y dos estaciones de compresión entre Los Ramones, Nuevo León, y San Luis Potosí.

Los Ramones Sur tendrá una inversión de 795 mdd, 287 kilómetros y una estación de compresión entre los estados de San Luis Potosí y Guanajuato. 

El Presidente dijo que esta obra es resultado de la reforma energética, como respuesta al reto de satisfacer la demanda de gas natural, lo que permitirá atraer inversiones productivas, generar empleos e impulsar la competitividad del país, al contar con un combustible más económico y menos contaminante.

Antes, al tomar la palabra, Emilio Lozoya, director de Pemex, comentó que “sumadas estas dos fases a los otros proyectos de Pemex y los de la CFE, México contara con una infraestructura de gas natural de transporte a la altura de los mejores del mundo”.

Explicó que Los Ramones surgió de la necesidad de impulsar un proyecto de desarrollo de infraestructura que garantizará que la industria mexicana pudiera beneficiarse y participar del auge al que ha dado lugar la amplia disponibilidad de gas natural a precios sumamente competitivos.

Por su parte, el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz dijo que la ruta del gasoducto  “permitirá llevar gas natural a zonas donde antes era sólo un sueño y así poder detonar otros polos de desarrollo en nuestra entidad”.

Por separado, Mauricio Abogado, director Comercial de Gasoductos de Chihuahua, la empresa responsable de esta etapa, dijo que “será un activo fundamental para garantizar el abasto de hidrocarburo  en regiones (…) que son vitales para la generación de empleos y desarrollo económico regional”.

Leticia Ortega, directora general de SunGard de México, una firma tecnológica que supervisará el funcionamiento de los ductos, puntualizó que la seguridad del proyecto está garantizada.

EL DATO

Arranca el primer tramo del gasoducto más ambicioso  2.5  mil  millones de dólares fue la inversión en la fase I de Los Ramones.