Presenta Concamin propuesta alterna a la reforma hacendaria

El sector industrial propuso reevaluar el impuesto a la comida de alto contenido calórico y refrescos. Ampliar la deducibilidad en el sector automotriz e inversión en otros sectores.
Concamin presenta sus propuestas a lo planteado en la reforma hacendaria.
Concamin presenta sus propuestas a lo planteado en la reforma hacendaria. (especial )

Ciudad de México

El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Funtanet, presentó propuestas de modificación a la reforma hacendaria aprobada por la Cámara de Diputados con lo que busca, dijo, garantizar el impuso a la economía, la generación de empleo y el bienestar de la población.

En el marco de las reuniones que sostiene los representantes del sector industrial con senadores de la República, señaló que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a alimentos con alto contenido calórico debe revalorarse.

Consideró que la medida es desproporcionada, inequitativa y regresiva, que afecta en especial a sectores de población más vulnerables.

En cuanto a las bebidas azucaradas, solicitó ajustar el tratamiento fiscal propuesto, con el objetivo de no afectar a pequeñas empresas, y propuso realizar ajustes en temas de equidad y proporcionalidad, así como establecer cuotas sobre contenido real de azúcar para incentivar la innovación.

En relación con la deducción inmediata de inversiones, los industriales proponen ampliar el incentivo a todo tipo de inversiones, y con ello dinamizar el crecimiento económico, ya que en la minuta aprobada por la Cámara de Diputados sólo se aplica este incentivo a "negocios verdes".

Respecto a las prestaciones laborales, la Concamin cabildea para ampliar el margen para deducir las prestaciones a los trabajadores.

Dijo que el esquema aprobado en la Cámara de Diputados implica encarecer la nómina en cerca de 7.0 por ciento, mientras que otros especialistas precisan que se incrementará la tasa efectiva de Impuesto Sobre la Renta (ISR) entre 3.0 y 5.0 por ciento.

Para la Concamin, la eliminación de prestaciones tendrá como consecuencia conflictos labores, menores empleos y pérdida de competitividad del mercado laboral, además de un incremento en el precio de los bienes y servicios, como reflejo de la nueva estructura de costos de las compañías.

En lo que se refiere al impacto en el sector automotriz, el monto de deducibilidad en 130 mil no permite contar con unidades seguras (bolsas de aire), y se debe reconocer la inflación durante los últimos 10 años, por lo que propone aumentar el monto deducible para apoyar el mercado interno.