Precio del aguacate, rumbo a la estabilidad

De acuerdo con el presidente de la Apeam, Adrián Iturbide, en el ciclo 2015-2016 aumentó la exportación de aguacate 27 por ciento a Estados Unidos ante la creciente demanda.
Falta beneficiar al consumidor.
Falta beneficiar al consumidor. (Jorge Carballo)

Ciudad de México

El precio del aguacate ya se regularizó en el campo, pero falta que beneficie al consumidor final, lo cual ocurrirá en las próximas dos semanas, afirmó el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Aguacate de México (Apeam), Adrián Iturbide.

De acuerdo con datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el precio promedio del kilogramo de ese alimento en la zona metropolitana es de 54 pesos, pero tiene un precio máximo de 80 pesos en otras entidades.

“Se está estabilizando el precio en estas semanas, se sigue produciendo y se sigue exportando de manera contundente, y esta burbuja en cuanto al incremento en el precio se debe a un mecanismo estacional de cosecha y demanda”, señaló a su vez el subsecretario de Agricultura, de la Sagarpa Jorge Armando Narváez.

Para la cosecha que está entrando es también importante seguir acompañando el mecanismo de exportación que ha tenido el aguacate, pero también seguir abasteciendo el mercado interno, añadió.

De acuerdo con el presidente de la Apeam, Adrián Iturbide, en el ciclo 2015-2016 aumentó la exportación de aguacate 27 por ciento a Estados Unidos ante la creciente demanda.

Explicó que se exportaron 866 mil toneladas de la fruta solo a EU, y si le complementa con destinos como Japón, Canadá, China, América Central y Europa, se llegó a una cantidad superior a más del millón de toneladas de ventas al exterior.

“La temporada anterior que termina normalmente en junio se vendió más. La verdad, es un producto que la gente está pidiendo en el mundo, eso y el consumo mexicano hizo que las últimas semanas de mayo y en junio hubiera una escasez”, subrayó.

Agregó que en general las exportaciones de aguacate crecieron  un 15 por ciento si se contabilizan todos los mercados a los que se envía el alimento mexicano.