Caen las ventas un 70% para fruteros itinerantes

Gonzalo de la Cruz e Isaac Sánchez son propietarios de camionetas que recorren las calles de Torreón ofreciendo insumos, pero con la alza de la canasta básica, sus ingresos se ven afectados.
Las ventas de los fruteros itinerantes en Torreón ha caido hasta un 70% con la "cuesta de enero".
Las ventas de los fruteros itinerantes en Torreón ha caido hasta un 70% con la "cuesta de enero". (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Gonzalo de la Cruz, quien se ha dedicado por más de 10 años a llevar fruta fresca en su camioneta a las colonias más alejadas del municipio, advirtió que el aumento en la canasta básica ha perjudicado de manera importante su negocio y la forma de vida para más de 50 familias que se dedican a esto, las ventas se desplomaron un 70 %.

"Las amas de casa no entienden que todo subió y tenemos que aumentar los precios para que nos salga algo de ganancia, ellas se quejan porque son más gastos y es el mismo chivo", señaló.

"El aumento en la canasta básica afecta a todos los mexicanos por igual, lo mismo pasa con el aumento de la gasolina, el gas, todo".

"A los que más les afecta es a las señoras que nos compran, las encargadas de estirar el gasto, todo sube, menos los sueldos".

"A nosotros nos pega como intermediarios y vendedores, pero los que más resienten los aumentos son las amas de casa, es una cadena que a todos los mexicanos nos afecta, hay días que no sale nada de ganancia".

Este aumento en la canasta básica es el tiro de gracia para los laguneros que enfrentan la cuesta de enero, con el pago de impuestos, predial, tenencia y replaqueo.

Mientras Isaac Sánchez, dueño de dos camionetas que venden fruta en las colonias de Torreón, señaló que el aumento en la canasta básica les afecta de manera directa a ellos como comerciantes, al surtir la mercancía.

"A nosotros como comerciantes se nos bajan las ventas, pero a la gente la dejan sin un plato de comida, ya que deben estirar más el chivo las señoras".

El comerciante reconoció que son vendedores ambulantes, ya que recorren todas las calles de la ciudad, sin embargo tratan de ofrecer un precio justo a pesar de los aumentos a sus clientes.

Isaac Sánchez dijo que sus parientes, es decir 6 familias enteras, se dedican a este tipo de negocio.

En promedio son cerca de 50 personas las que dependen de esta actividad comercial que se ve afectada por el alza en la canasta básica.