Precio de pescados y mariscos aumentará 20 por ciento

Los vendedores de la Central de Abasto alertaron que en últimas fechas se ha detectado escasez de mariscos a nivel nacional, motivo por el cual, en cuaresma el precio podría superar los 200 pesos ...
Los productos que venden provienen de Veracruz, Tampico, Sinaloa, Chiapas y Tuxpan.
Los productos que venden provienen de Veracruz, Tampico, Sinaloa, Chiapas y Tuxpan. (Gisselle Acevedo)

Pachuca

Los precios de pescados y mariscos aumentarán hasta 20 por ciento durante la “Semana mayor”, que abarca del 13 al 21 de abril, manifestaron comerciantes de productos pesqueros y acuícolas de la Central de Abasto de Pachuca.

Señalaron que tomando como referencia el año anterior, en dicho periodo sus ventas se elevarán hasta 200 por ciento, pasando de 200 kilógramos diarios a la tonelada y media.

El vendedor Pedro Herrara especificó que en el estado de Hidalgo durante la temporada de Semana Santa se consumen con mayor frecuencia mojarras, cierras y filete de huachinango, productos que actualmente se localizan en el mercado en un precio de 50, 58 y 110 pesos el kilo respectivamente.

Indicó que en su mayoría los pescados y mariscos que se venden en la Central de Abasto de Pachuca provienen de estados como Veracruz, Tampico, Sinaloa, Chiapas y Tuxpan.

Los comerciantes recomendaron a los consumidores verificar que el pescado que adquiera tenga un aspecto húmedo, la textura de la carne sea firme y no tenga mal olor, los ojos de la pieza deben ser brillantes, transparentes y poco resaltados, las agallas deben ser de color rojo o rosado. En caso de los pescados que no poseen escamas, la piel debe tener una apariencia lisa y brillante, sin arrugas ni manchas.

El aspecto de los langostinos y langostas debe ser translúcido, la carne debe estar firme y el caparazón ser resistente y brillante; la frescura de los pulpos y calamares se nota por su carne firme y color entre blanco y nacarado y blanco rosado, además de presentar un ligero brillo.

Cuando el producto es fresco puede permanecer en refrigeración hasta por tres días sin cambiar su aspecto, aunque sí es congelado debe consumirse de inmediato para evitar problemas de salud.

Los vendedores de la Central de Abasto alertaron que en últimas fechas se ha detectado escasez de mariscos a nivel nacional, motivo por el cual, en cuaresma el precio podría superar los 200 pesos el kilo.

Invitaron a la población a variar el tipo de pescado que normalmente consumen con el fin de no afectar su economía. Entre las opciones están la corvina y jurel, productos de buen sabor y precio accesible.

ABASTO GARANTIZADO

En un comunicado, la Sagarpa Hidalgo informó que durante la próxima temporada de cuaresma llegarán a la entidad mil 588 toneladas de pescados y mariscos en sus distintas variedades.

La dependencia manifestó que el estado, en cuanto a productos pesqueros, se producen con fines comerciales y de autoconsumo especies de peses como: tilapia, carpa, trucha, charal y bagre.

Las especies de pescados y mariscos de mayor consumo en la entidad son: mojarra, sierra, bagre, sardina, calamar, pulpo, tilapia, sierra, peto, cazón, bandera, jurel, lisa, lebrancha y besugo, entre otros; los cuales representan las mejores alternativas para lograr una alimentación sana y económica.

En lo que respecta a nivel nacional, la Sagarpa indicó que en cuaresma se comercializarán 100 mil toneladas de productos pesqueros y acuícolas en la ciudad de México, y en el resto del país 150 mil toneladas.

La dependencia afirma que el abasto de los productos pesqueros está garantizado ya que la producción nacional supera los  mil 600 millones de toneladas, además la variedad es extensa, pues hay 300 especies de pescados y mariscos comestibles, de los cuales se encuentran más de 100 especies comerciales en las diferentes temporadas del año.

OPERATIVO COPRISEH

Se debe recordar que la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Hidalgo (Copriseh), dependiente de la SSH suspendió a 13 establecimientos mercantiles, en los municipios de Pachuca e Ixmiquilpan, cuyos procesos de higiene y manejo de productos alimenticios resultaron inapropiados.

Los comercios que serán revisados por la dependencia a través del operativo de Semana Santa son principalmente unidades de producción acuícola, pescaderías, ostionerías, restaurantes, fondas, cocinas económicas y plantas que producen agua y hielo purificado.