Políticas de hierro "tiran" el precio del crudo en el orbe

La OPEP determinó en noviembre mantener su nivel de producción, lo que contribuyó a la caída del hidrocarburo.
Ali al-Naimi, ministro de petróleo de Arabia Saudita.
Ali al-Naimi, ministro de petróleo de Arabia Saudita. (Heinz Peter Bader/Reuters)

Neil Hume

El ministro del petróleo de Arabia Saudita rechazó las afirmaciones de que el reino intenta presionar los precios a un nivel más bajo, y dijo que las fuertes caídas son un problema “temporal” y no tienen motivaciones políticas.

Los comentarios de Ali al-Naimi ofrecieron inicialmente apoyo al precio del petróleo, que ha caído 45 por ciento desde mediados de junio hasta llegar a un mínimo en cinco años y medio.

El Brent, el índice de referencia internacional del petróleo, aumentó a 64.22 dólares por barril, pero en las operaciones de la tarde en Estados Unidos retrocedió a 60.40 dólares, 78 centavos menos.

“Soy optimista sobre el futuro”, dijo Naimi. “Lo que enfrentamos ahora y lo que el mundo enfrenta es una situación temporal y pasará”.

Naimi culpó de la caída al aumento de la oferta entre países no miembros de la OPEP, en un momento en que la demanda se redujo en medio de la desaceleración del crecimiento mundial.

Pero dijo que el mercado “no deber olvidar el papel negativo de los especuladores” que provocan la volatilidad.

Naimi respondió a las afirmaciones de un vínculo entre la política petrolera del reino y motivaciones políticas más amplias, dijo que era difícil para la nación del Golfo y otros miembros de la OPEP reducir la producción y sacrificar la participación de mercado en el entorno actual. La OPEP, encabezada por Arabia Saudita, su mayor productor, se apegó a su objetivo de producción de 30 millones de barriles diarios en su reunión de noviembre, a pesar de las peticiones de los miembros más pobres del cártel para reducir la producción y reforzar los precios.

A Naimi se le criticó en su país por no comunicar claramente el pensamiento que está detrás de la política petrolera saudí, que contribuye a mayores caídas en los precios del petróleo e irritó al mercado de valores local.

Esta semana el índice Tadawul All Share de Arabia Saudita llegó a su nivel más bajo desde junio de 2013. Cayó 15 por ciento en los últimos 18 meses. Ayer tuvo una recuperación de 9 por ciento después de los comentarios del ministro de petróleo.

Con un tono optimista, Naimi dijo que espera que la demanda del crudo crezca cuando gane impulso la recuperación de la economía mundial. Arabia Saudita exportó 10 por ciento menos petróleo al extranjero en octubre, en comparación con el año anterior, con una demanda más débil, de acuerdo con Joints Organisations Data Initiative.