Son pocas las empresas interesadas en exportar: Bruno Ferrari

Después de dirigir la Secretaría de Economía, Bruno Ferrari asegura que exportar a otros países es más seguro que venderle a Estados Unidos porque hay menos volatilidad.  
Bruno Ferrari, exsecretario de Economía
Bruno Ferrari, exsecretario de Economía (Especial)

Ciudad de México

A pesar de que el sector de los servicios en México se ha desarrollado hasta representar más de 60 por ciento del producto interno bruto (PIB), la actividad no ha podido abrir mercados en Estados Unidos, desaprovechando el crecimiento y la poca volatilidad que esto representa, explicó Bruno Ferrari, ex secretario de Economía.

Aunque a decir de Lorenzo Ysasi Martínez, director del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior Inversión y Tecnología (Comce), una de las razones por las que no se encuentran muchas firmas mexicanas de servicios en otros países es debido a que no es prioridad para ellas, pues los empresarios de esas actividades no buscan salir de las fronteras.

“En gran parte el sector servicios no sale mucho del país porque no busca la salida, no es un sector que esté muy abocado por tradición a la búsqueda de mercados en otros lugares”, enfatizó.

Sin embargo, Ferrari enfatiza que al no existir esta conexión, México está desperdiciando una oportunidad importante de fortaleza económica, puesto que los mercados de servicios en Estados Unidos no muestran alta volatilidad, como sí lo hacen las manufacturas, actividades industriales en donde México ha logrado interconectarse con el país vecino, y en donde es víctima de una alta volatilidad producto de las crisis y desaceleraciones económicas, como la que se ha registrado después de 2009.

“En Estados Unidos el sector de servicios representa más de tres cuartas partes de su PIB, esta gran participación de los servicios en su producción debe ser un punto nodal para apuntalar nuestras estrategias productivas y competitivas; sin embargo, esta tarea aún está pendiente”, enfatizó el ex funcionario federal.

Los servicios, o actividades terciarias, como transportes, comunicaciones, finanzas, turismo, hostelería, ocio, cultura y espectáculos, entre otras, no han podido interconectarse a otros país, ni siquiera con Estados Unidos, principal socio comercial de México, explica Ferrari, en su libro Contrastes de cuatro décadas, un recorrido por la economía del país.

Ferrari ilustra al respecto que la fortaleza con la que cuenta el sector de los servicios puede verificarse en la crisis económica de 2009, en la cual las actividades terciarias en el país vecino mostraron solo un decrecimiento inferior al 1 por ciento, en tanto que las actividades manufactureras e industriales registraron caídas de hasta 10 por ciento, lo que trajo consigo consecuencias bastante perjudiciales para la economía.

Mercados claves

De acuerdo con la Secretaria de Economía, 79 por ciento de las exportaciones mexicanas se dirigen a Estados Unidos, de las cuales alrededor de 76 por ciento son productos manufacturados, sobre todo del sector automotriz y electrónica.

El sector franquicias ha encontrado mercados cerrados en Estados Unidos, ante una fuerte regulación de esos modelos de negocios por parte de los gobiernos locales en aquel país.