Seguridad en plataformas tienen atraso de 30 años

El director de Safety Solutions México, Óscar Martínez García dijo que son frecuentes los accidentes en el país respecto al extranjero.
Hay hasta cinco accidentes al mes con riesgo de incapacidad en las instalaciones petroleras.
Hay hasta cinco accidentes al mes con riesgo de incapacidad en las instalaciones petroleras. (Jesús A. García )

Ciudad Madero

Las plataformas de Petróleos Mexicanos (Pemex) tienen un retraso de treinta años en protocolos de seguridad en comparación con empresas extranjeras, lo que aumenta el riesgo en las maniobras que los de mil 500 trabajadores del sur de Tamaulipas realizan en mar abierto, asegura especialista.

"En México la seguridad básicamente la inició Petróleos Mexicanos por el año de 1997, entonces, el GAP que tenemos como país en cuanto a la actualización no nada más de los sistemas de producción sino todo lo que es seguridad, es de un retraso como de treinta años.

En Pemex se metió como parte del Contrato Colectivo de Trabajo el que se tenían que hacer análisis de riesgo de trabajo y eso está en las petroleras extranjeras desde 1973", declaró Óscar Martínez García, director de la compañía Safety Solutions México (enfocada a la administración de riesgos de trabajo).

Algo que se estaba utilizando en petroleras como la londinense British Petroleum), la anglo-holandesa Shell, entre otras con reconocimiento a nivel internacional, "en México viene muy tarde y eso es para que te des una idea del desfase que tenemos en seguridad".

Datos proporcionados por la Sección 42 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) detallan que en las plataformas de Campeche laboran mil 500 obreros originarios de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, de los cuales 432 son sindicalizados y el resto de confi anza.

Se habla de perfi les enfocados a diversas funciones a bordo de una plataforma marina, en la cual debido a la naturaleza de las labores, se ven obligados a estar durante semanas completas expuestos a una gran gama de riesgos de trabajo al estar en mar abierto.

Quien durante 27 años se desempeñó como coordinador de plataformas marinas en la empresa petrolera Shell, remarcó que en Pemex no se cuenta con una cultura de la prevención ya que más que buscarse la seguridad en términos generales, los protocolos corresponden a una presión política.

“Lamentablemente tenemos muchísimo atraso porque no tenemos una cultura en Pemex, lamentablemente es algo que estamos haciendo porque nos lo exigen, porque las compañías aseguradoras lo exigen y la misma política.

Aquí la gente aún no lo conceptúa, me refi ero a que la mayor parte de los mandos directivos aún no lo tienen muy claro, y por supuesto, eso contribuye a que no llegue a la gente, a la base trabajadora como tiene que ser”, subrayó Martínez García.

Apuntó que es de llamar la atención el número de accidentes que se pueden presentar en las instalaciones petroleras de este país en comparación con las extranjeras, de acuerdo a las estadísticas vivenciales en diversas partes del mundo.

En un aproximado se habla de que en las instalaciones petroleras mexicanas, por consiguiente que son propiedad de Pemex, se tiene un activo aproximado de “entre cuatro o cinco accidentes de perfil incapacitante por mes, lo cual es tremendamente alto”.

“Estadísticamente hablando en otras empresas de clase mundial pueden pasar meses o tal vez hasta años sin que se registre un accidente, pero no necesariamente quiere decir que no tienen sino que los clasifican de una forma completamente distinta.

Pero en términos generales sí seguimos en una proporción de tres acciones a uno, ya que en lo que nosotros tenemos tres accidentes ellos van a tener uno o inclusive no van registrar nada”, indicó el gerente de Safety Solutions México.

La clasificación de los accidentes también tiene diferencias muy importantes, de acuerdo a lo que explicó el especialista, ya que mientras en México los trabajadores no van a trabajar porque se lastimaron una uña, en las empresas europeas esos no es sufi ciente.

“En México todavía tenemos considerado como un accidente, y eso nos lastima todavía bastante, el hecho de que tú te rompas una uña, entonces eso es considerado como un accidente que requiere incapacidad porque así lo exige la ley.

Pero, si nos referimos a empresas petroleras de otros países, hablamos a que se atienen a otro tipo de códigos en donde por ejemplo si tú le dices fíjate que me arranqué la uña, te van a responder que sí, pero que eso no te impide seguir trabajando, entonces no lo toman como accidente”, acotó.

Sin embargo, puntualizó, se tiene que reconocer que el esfuerzo, el cambio en torno a la seguridad “ha sido brutal”, ya que por ejemplo Pemex Exploración y Producción, bajó los índices de accidentes de 1997 (fecha en que inició con su primer sistema de prevención de accidentes) a la fecha.

“Han bajado sus índices tremendamente pero aún siguen teniendo muchos accidentes, todavía siguen siendo muy opacos en su sistema de comunicación de accidentes, todavía matizan muchísimo los accidentes y eso evita que la gente se dé cuenta lo que tiene que hacer”, apuntó.

Aunque parecía que la Reforma Energética traería un reforzamiento en las medidas de seguridad en el ámbito plataformero, no fue así, “fue algo que hicieron al vapor ya que si preguntas en las ofi cina de la ASEA aún no saben lo que van a hacer”.

“La Reforma Energética lo que nos trajo en el ámbito de la seguridad es a la ASEA (Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos), que ahora es la que se encargará de regular los sistema de prevención de accidentes en Pemex, CFE y minería.

Entonces nuevamente están haciendo las cosas muy atropelladamente, la intención es buena pero recuerden que el camino al infi erno está lleno de buenas intenciones”, puntualizó el ex coordinador petrolero de la empresa petrolera originaria de Reino Unido.