Piden la misma carga tributaria para Airbnb

Una de las asociaciones de hoteleros más importantes de Francia presentó una queja formal contra Airbnb y otros servicios en línea de alojamiento y alquiler, con el argumento de que compiten de ...
Los hoteleros no se oponen a ese esquema de negocos,  pero piden equidad impositiva.
Los hoteleros no se oponen a ese esquema de negocos, pero piden equidad impositiva. (Dado Ruvic/Reuters)

París

AhTop, que representa a cerca de 30 mil compañías y sindicatos del sector hotelero, dijo ayer que pidió a las autoridades que examinen si el grupo de Silicon Valley y más de 100 plataformas digitales pagan los impuestos correspondientes, dado el tamaño de sus operaciones en Francia.

Dijo que en noviembre presentó su denuncia ante la oficina del fiscal de París y que espera que haya la decisión de abrir un caso formal “en las próximas semanas”. También dijo que una división del Ministerio de Finanzas del país investiga la denuncia.

Airbnb dijo a Financial Times que todavía no recibe alguna notificación por parte de las autoridades francesas: “es decepcionante —pero no nos sorprende— ver que los hoteles ataquen las nuevas formas para viajar que hace que llegue dinero a los bolsillos de los residentes locales y que apoyan las pequeñas empresas fuera de las zonas hoteleras”.

Agregó que los hoteles utilizan “afirmaciones falsas e información engañosa para realizar campañas de difamación en su contra”.

La queja de AhTop se presenta cuando las autoridades europeas tratan de implementar medidas severas en contra del uso de esquemas complejos de evasión fiscal de las empresas estadunidenses y otras multinacionales para trasladar las utilidades al extranjero con el fin de declararlas en jurisdicciones donde pagan menos impuestos.

Francia lidera la carga, que incluyen los registros de las oficinas de Google y Microsoft. Las autoridades italianas se adjudicaron una victoria a finales del año pasado con un acuerdo fiscal de 318 millones de euros con Apple y también tienen en la mira a Google.

En abril, las autoridades fiscales enviaron una cuenta a la cadena estadunidense de comida rápida, McDonald’s después de que discrepar con la cantidad dinero que la unidad francesa de la compañía pagó a su filial con sede en Luxemburgo por servicios —incluyendo el uso del nombre de la marca del restaurante de comida rápida— una medida que le ayudó a reducir las utilidades gravables del grupo.

Las últimas quejas contra Airbnb se producen al mismo tiempo en que enfrenta nuevos problemas en Estados Unidos, que se relacionan con las acusaciones de que algunos de sus anfitriones muestran un prejuicio racial en el alquiler de sus propiedades.

Francia es uno de los países que reciben más visitantes en el mundo, y ahora es el segundo mayor mercado para Airbnb después de EU.

Pero AhTop afirma que la plataforma no paga todos los impuestos que los hoteles oficiales tiene que pagar, en parte porque registra los ingresos de Francia a través de la sede en Europa del grupo que se encuentra en Irlanda.

“No estamos contra estas plataformas en lo absoluto”, dijo en una conferencia de prensa Jean-Bertrand Falco, presidente de AhTop. “Pero queremos que jueguen bajo las mismas reglas de juego”.

En las estimaciones de la firma de abogados francesa, Gide Loyrette Nouel, se afirma que la operación de Airbnb en Francia genera ingresos por 60 millones de euros, pero que la compañía solamente paga 90 mil euros debido al subregistro.

Además de la denuncia de impuestos, AhTop, que cuenta entre sus miembros a la cadena hotelera Best Western, dijo que muchos de los listados de Airbnb y otras plataformas digitales contravienen la ley francesa, porque se alquilan por más tiempo del máximo de 120 días al año.

AhTop también presiona para que se adopte una cláusula en la legislación actual ante el parlamento que estipule que ese tipo de listados deben ser la residencia primaria de los dueños, una medida que dijo facilitará que se pueda minar el modelo de negocio de Airbnb en París y otras ciudades.

Airbnb dijo que sus anfitriones típicos en Francia ganan mil 970 euros al año por compartir su espacio, y que más de 40 por ciento dicen que dependen de este ingreso para poder permanecer en sus casas. Agregó que casi una cuarta parte de los anfitriones de Airbnb en Francia son autoempleados o emprendedores, y 13 por ciento son jubilados.

60

millones de euros genera Airbnb en Francia, y paga 90 mil al fisco

40 %

de los anfitriones dependen de este ingreso para mantener sus casas