Pide SAT tramitar factura digital

El jefe del organismo tributario, Aristóteles Núñez recordó a los contribuyentes que a partir de enero de 2014 se dejará de aceptar la factura en papel.
A partir de enero de 2014 no se aceptan facturas de papel
A partir de enero de 2014 no se aceptan facturas de papel (Especial )

Ciudad de México

A partir de 2014 ya no se aceptarán las facturas en papel, por lo que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) exhortó a los contribuyentes a transitar hacia la factura electrónica en los últimos dos meses del año.

El jefe de SAT, Aristóteles Núñez, dijo que hay una buena aceptación de esta figura tanto de los empresarios como de los contribuyentes, debido a que genera economías y ahorros, por lo que confió en que se dará un buen cumplimiento en esta materia.

Entrevistado en el coloquio "Los derechos del pagador de impuestos: la experiencia española frente al caso mexicano", el funcionario refirió que en mayo pasado se registraron alrededor de tres millones de facturas electrónicas.

En tanto, en junio de este año se elevó cinco veces ese número y con las nuevas disposiciones se espera que la cifra aumente a entre 100 millones y 120 millones de facturas electrónicas diarias.

"Para el 1 de enero, los contribuyentes que hoy tienen código de barras, que son bidimensionales y que se utilizan con folios, ya no van a tener sentido, solo tendrá que ser comprobante fiscal digital, que si traerá un código de barra, un QR, para efecto de verificar la autenticidad", dijo.

Por ello, exhortó a los contribuyentes a que en los siguientes dos meses transiten a este esquema, y recordó que hay una serie de proveedores autorizados y certificados, e incluso el propio SAT ofrece el servicio de factura electrónica.

La intención, señaló, es que el 1 de enero próximo "no se encuentren con sorpresas, invitarlos a que todos los contribuyentes obligados a expedir sus comprobantes fiscales, que son aproximadamente 14 millones, utilicen estos sistemas para efecto de factura electrónica".

Reiteró que "el próximo año es una obligación que todo aquel gasto deducible o erogaciones que se tengan por concepto deducibles para efectos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y para efectos de Impuesto al Valor Agregados (IVA) se requiere estar soportado por una factura electrónica o un comprobante fiscal digital".