Pide IP incentivos en el paquete económico 2017

Juan Pablo Castañón reconoció que en el país solo 30% de la investigación y desarrollo viene del sector privado.
Juan Pablo Castañón, presidente del CCE.
Juan Pablo Castañón, presidente del CCE. (Araceli López)

México

En el paquete económico 2017 son necesarios incentivos que promuevan la llegada de inversiones, así como fondos de capital enfocados a la investigación y a las zonas económicas especiales, afirmó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En su mensaje semanal, el presidente del organismo, Juan Pablo Castañón, consideró que esos esquemas son fundamentales para acceder a mayores tasas de crecimiento, además de que representan una asignatura pendiente para remontar el rezago en el desarrollo tecnológico e innovación.

El líder empresarial agregó que también se requieren modificaciones a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, para que se quiten candados a la innovación gubernamental.

Castañón dijo que también es necesario complementar esas acciones con un programa de desarrollo de habilidades para la innovación orientado a estudiantes de educación superior.

El presidente del CCE reconoció que en México solo 30 por ciento de la investigación y desarrollo provienen del sector privado, mientras que en Corea del Sur representa 80 por ciento.

No obstante, explicó que la inversión total —pública y privada— ha crecido, para llegar casi a 0.6 por ciento del PIB, pero es preciso un esfuerzo más grande para ascender a la meta oficial de 1 por ciento al finalizar el sexenio.

“México ha tenido avances importantes en la materia. En la última clasificación del Índice Mundial de Innovación avanzamos nueve lugares, para llegar al sitio 57 entre 143 países”, detalló en torno al reporte de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

No obstante,  recordó que hay bajas en ambiente de negocios, infraestructura y en especial en tecnologías de información, comercio y competitividad e impacto del conocimiento. Agregó que en factores como ambiente regulatorio, educación, crédito, inversión, vinculación en innovación, creación de conocimiento y activos intangibles, sigue la distancia entre México y países desarrollados y emergentes con mejores prácticas es importante, aunque hay avances en algunos conceptos.

El líder empresarial indicó que es prioritario apuntalar una política de Estado integral; implementar un sistema que articule y sistematice los esfuerzos en materia de innovación, tanto en el ámbito público como en el privado, para evitar la duplicidad o atomización de recursos.

Con ello, dijo, se prevé lograr una aplicación más eficiente y enfocada a la generación de valor a escala regional y nacional. “Necesitamos un sistema mexicano de innovación industrial que recoja las mejores prácticas internacionales y promueva una cultura con ese sentido en los ámbitos académico, de investigación, industrial y empresarial en general”, subrayó.

Indicó que las empresas tienen mucho que aportar para mejorar la calidad y la eficiencia en toda la gama de actividades del Estado, pero en muchos casos no se puede hacer nada, debido diversas restricciones.

“Por ejemplo, la exigencia de prediagnósticos de factibilidad, productos terminados o resultados comprobables. Esto es en gran medida incompatible con los principios de la innovación, que siempre implican un grado de incertidumbre”, finalizó.