Pide la IP cuidar a empresas nacionales del sector energético

Que CFE y Pemex no pierdan competitividad y sean arrasadas por privadas, el objetivo.
Demanda de competir en igualdad de condiciones.
Demanda de competir en igualdad de condiciones. (Mónica Gónzalez/Archivo)

México

Evitar el desmantelamiento de paraestatales, poner en marcha un proceso de reindustrialización y asegurar una regulación del mercado de gas con equilibrio entre empresas públicas y privadas piden los industriales en las leyes secundarias de la reforma energética.

José Enoch Castellanos Ferez, presidente de la Comisión de Enlace con Pemex de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), indicó que aunque el sector desea un mercado de producción de gas abierto a la inversión privada, no se deben debilitar paraestatales como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) o Petróleos Mexicanos.

El especialista dijo que mediante la reforma se debe llevar al país a un proceso de reindustrialización y asegurar contenido nacional en las licitaciones y proyectos de explotación, exploración y producción de hidrocarburos.

Agregó que en proyectos en aguas profundas donde no se tiene la tecnología en México se puede manejar menos contenido nacional, pero en exploración y producción de petróleos es necesario un contenido de entre 40 y 50 por ciento, para impulsar la reindustrialización del país.

"Debemos cuidar el contenido nacional de los contratos que realicen las empresas privadas, porque si no son los adecuados estaremos desaprovechando una oportunidad histórica para reindustrializar el país; es decir, si se traen insumos y bienes de capital del extranjero, serán beneficios limitados.

"Lo que buscamos es que tampoco las paraestatales pierdan competitividad y sean arrasadas por las nuevas compañías; queremos que haya piso parejo para que organismos privados compitan con los públicos, como CFE".

Castellanos señaló que a pesar de que las empresas públicas no han podido satisfacer la demanda de gas, cuentan con fortalezas y es necesario reforzar sus capacidades para un mercado competitivo entre empresas privadas y paraestatales, con el fin de evitar efectos perjudiciales a la economía.

"Abogamos por un mercado abierto, pero tampoco deseamos que haya desempleo; sí creemos que Pemex y CFE tienen fortalezas y como figuras dominantes deben también poder competir en circunstancias iguales, en privados, con nacionales o extranjeros", subrayó.

Dijo que con la reforma energética los privados deben abrirse a la producción de gas, compartir ganancias con las paraestatales, pero también permitir que se beneficien con la producción de gas para sus procesos particulares.

"Lo que estamos vislumbrando es que Pemex va a dejar de ser el único jugador monopólico, se va dividir la participación privada en la producción de gas natural, pero se compartirán las ganancias, de ahí que esperamos una venta de primera mano que pudiera ser para el propio privado", indicó.

A decir del especialista de la Canacintra, si las empresas extraen su propio gas y comparten la utilidad con Pemex, se dinamizarán la industria nacional, que hasta ahora han carecido de gas suficiente.

En este contexto, Rodrigo Alpízar, presidente de la Canacintra, señaló que los próximos 20 y 21 de febrero se realizará la Convención Nacional de Industriales 2014, la cual lleva por título "Reindustrialización para transformar a México, momento de actuar".

El dirigente indicó que entre los ponentes se encuentra Jeremy Rifkin, quien en Estados Unidos ha sido reconocido por sus críticas a los modelos económicos; presentará su libro La tercera revolución industrial, en la cual plantea cuáles son las grandes tendencias de las industrias, así como su visión de las ciudades del futuro en el cual las energías renovables tienen mayor presencia.

Otras propuestas

La Canacintra también ha señalado que se requiere inversión para garantizar que las alertas críticas de gas se terminen en definitiva, puesto que no solo cuesta caro al sector parar la producción, sino que frena la economía nacional al inhibir el desarrollo industrial.

También señaló que permitir mayores jugadores en la producción de gas significará ahorros importantes a las firmas nacionales, que actualmente importan gas muy caro.

El organismo industrial indicó que las instituciones reguladoras deben ser las responsables también de invertir en gasoductos que garanticen abasto a escala nacional.