Pide Carstens ajustarse a menor nivel de ingresos

La única forma de mantener el ritmo de gasto es con endeudamiento, pero esa vía implica también un aumento de impuestos, considera.
El gobernador del banco central habló del estado de la economía ante el pleno panista.
El gobernador del banco central habló del estado de la economía ante el pleno panista. (Mónica González)

México

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, advirtió que la debilidad del precio del petróleo será “cuestión de años, no de meses”, por lo que recomendó ajustarse a un menor nivel de ingresos por un lapso prolongado.

“La verdad es que México y a nivel gobierno nos habíamos acostumbrado a gastar con ingresos provenientes de un precio del petróleo de entre 80 y 100 dólares por barril; esos ingresos ya no los tenemos, sobre todo cuando parece que esa caída es bastante durable y, digamos, va a ser cuestión de años, no de meses, que regresemos a los niveles anteriores”, puntualizó.

En conferencia de prensa posterior a su participación en la reunión plenaria de los diputados federales del PAN, Carstens sostuvo que la única forma de mantener el ritmo de gasto de los últimos años es con endeudamiento, pero esa vía implica también un aumento de impuestos.

“Si tenemos ingresos menores y mantenemos un ritmo de gasto con ese nivel de ingresos que ya no tenemos, lo razonable es ajustarnos, porque la otra alternativa es realmente mayor deuda, y mayor deuda implica mayores impuestos; el tema es que nos tenemos que ajustar a un nivel de ingreso menor”, insistió.

Al terminar su exposición ante los legisladores panistas sobre el estado de la economía, el gobernador del banco central reconoció que el recorte de 124 mil millones de pesos al gasto público tiene el gran valor de “suavizar” el impacto para 2016, dado que “es previsible que dure por un tiempo más o menos prolongado esta situación de un precio del petróleo débil”.

Estimó, asimismo, que sin la reforma fiscal, vigente desde enero de 2014, el ajuste al presupuesto habría sido todavía mayor; “entonces la reforma sí tuvo su valor”.

Interrogado sobre el impacto que el recorte presupuestal anunciado por la Secretaría de Hacienda tendrá sobre el crecimiento de la economía, Carstens evitó hacer pronósticos prematuros y pidió esperar unos días.

“Es un poco anticipado dar un pronunciamiento, porque ese es un tema que vamos a analizar con mucho detalle y haremos la previsión para el próximo informe trimestral del Banco de México, que lo publicaremos en dos o tres semanas”, dijo.

Precisó que en la medida en que el ajuste esté más cargado hacia el gasto corriente y no en inversión, el impacto será menor.

El responsable de la política monetaria del país expuso antes los diputados del PAN sus perspectivas para 2015 y los subsecuentes ejercicios fiscales en la coyuntura actual.

El presidente nacional panista, Gustavo Enrique Madero, se refirió a las declaraciones de Carstens sobre el escenario de una prolongada etapa con petróleo a bajos precios en el mercado internacional.

“No son cuestiones de días, semanas, sino de meses y años, pero hay que hacerlo con mucha responsabilidad y pensar siempre en el interés superior, en el bien común y no en el interés electoral o en el de un gobierno o una administración”, coincidió el dirigente de Acción Nacional.

impacto menor

El ajuste al gasto anunciado por el gobierno federal tendrá un impacto “menor” sobre la economía mexicana y “limitado” hacia la gran mayoría de ciudadanos, consideró el gobernador del Banco de México.

En entrevista dijo que en la medida que el ajuste está más cargado hacia el gasto corriente, el impacto sobre la economía “sería menor”.

Además, mencionó, la Secretaría de Hacienda ha señalado que se protegerán al máximo todos los programas de índole social y, en ese sentido, “creo que el impacto hacia la gran mayoría de los mexicanos, sobre todo de los más necesitados, debería ser limitado”.

Carstens estimó que las medidas de ajuste adoptadas por el gobierno federal, junto con la disposición del Banxico de apretar la política monería ante un riesgo inflacionario, “le debería de dar un límite a la depreciación del tipo de cambio”.

“De hecho, si el entorno externo se mejora, no sería de sorprender si el peso se aprecia”, agregó, al destacar que lo importante en este entorno externo adverso, es que hay una convicción del gobierno federal de mantener las condiciones macroeconómicas sólidas, “y es una convicción que la comparte el Banco de México”.

Carstens resaltó que la reforma fiscal ha fortalecido los ingresos, y en ausencia de ese cambio estructural, el ajuste al gasto hubiera sido mayor, por lo cual afirmó que “sí tuvo valor la reforma fiscal”.

El anuncio

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció este viernes un ajuste al gasto del sector público durante 2015 por 124 mil 300 millones de pesos, lo que representa 0.7 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Se recortarán 62 mil millones de pesos al presupuesto de Pemex, 10 mil millones de pesos al de la CFE y 52 mil 300 millones de pesos a dependencias y entidades del gobierno.

Del ajuste a estas últimas, 65 por ciento corresponde a gasto corriente (34 mil 100 millones de pesos) y el 35 por ciento restante (18 mil 100 millones de pesos) a gasto de inversión.