Petróleos alista venta de participación en Repsol

Inconformidad de la paraestatal mexicana por el nombramiento de consejero delegado, según el diario español "El Confidencial".
Se prevé una salida en el corto plazo, analistas.
Se prevé una salida en el corto plazo, analistas. (Andrea Comas/Reuters)

Madrid

Petróleos Mexicanos (Pemex) prepara la venta de su 9.3 por ciento de participación en la española Repsol, según un reporte del periódico español El Confidencial, luego de desacuerdos sobre el nombramiento de un nuevo consejero delegado en medio de agrias relaciones entre ambas empresas.

Pemex, el tercer mayor accionista de Repsol y un inversionista de largo tiempo en el grupo, contrató a Credit Agricole para realizar la venta, publicó el diario.

Aunque ni Pemex (para la paraestatal el lunes fue día feriado) ni Credit Agricole quisieron comentar la información de manera inmediata, dos fuentes próximas a la mexicana dijeron a Reuters que sí estaba considerando la venta de su participación en Repsol.

El paquete está valorado en 2 mil 300 millones de euros (3 mil 200 millones de dólares) a los actuales precios de mercado.

En este contexto, el consejo de administración de Repsol designó la semana pasada como consejero delegado —con funciones ejecutivas— a Josu Jon Imaz, presidente de la filial Petronor y ex presidente del PNV, un nombramiento considerado por los analistas como continuista de la estrategia de la española y que no contó con el voto favorable del representante de Pemex.

Según el nuevo organigrama, el director financiero de Repsol seguirá reportando a la presidencia mientras que la estrategia dependerá de Antonio Brufau en su papel de presidente del consejo.

Pemex había pedido en varias ocasiones la separación de Brufau de la presidencia del directorio.

El Confidencial expuso que la venta podrá hacerse a corto plazo mediante la colocación en bolsa de la mitad de la participación, casi 5 por ciento, "un porcentaje que el mercado podrá absorber con relativa comodidad".

A pocas semanas de la visita del presidente Enrique Peña Nieto a España, las tensiones de Repsol con su accionista Pemex se han recrudecido con el nombramiento del nuevo consejero delegado, cita la agencia de noticias.

Y una eventual salida de Pemex de la petrolera española pondrá fin a muchos años de complicadas relaciones entre ambas compañías.

"La salida final de Pemex pondrá fin al riesgo de desinversión de este accionista (que ha estado anunciando su marcha a lo largo del último año), así como a los conflictos del consejo de administración", dijeron analistas del Banco Sabadell en una nota a clientes.

Si finalmente se materializa la venta de la participación que tiene en Repsol a través de su división internacional y de varios instrumentos de permuta financiera (equity swaps), Pemex obtendrá recursos para invertir en el extranjero ante la previsible mayor competencia que se generará en México con la reforma energética propuesta por el Poder Ejecutivo.

Se mencionó que OHL estaría interesado en entrar en Repsol, pero el hecho fue desmentido. "No ha habido ningún contacto ni conversación para tomar una participación en Repsol", dijo un vocero de la firma a Reuters.