Peso logra apreciarse un 0.28% durante la jornada cambiaria

La directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, señaló que un factor que influye en la depreciación de la moneda es la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea.
Tipo de cambio.
Los inversionistas adoptan posturas a favor del dólar y en contra del peso. (Milenio Digital)

Monterrey

Las expectativas que hay sobre el referéndum de Reino Unido y la posibilidad de un "Brexit" han comenzado a dominar los movimientos y la dirección del mercado cambiario, señaló Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Durante la jornada cambiaria de este miércoles, el peso cerró con una apreciación de 0.28 por ciento al ganar 5.3 centavos, cotizando en 18.18 pesos por dólar. La apreciación del peso se acentuó con el anuncio de política monetaria de la Reserva Federal, permitiendo al tipo de cambio tocar un mínimo en la sesión de 18.7573 pesos por dólar, aunque de forma momentánea.

La analista de Banco Base, comentó que el tema del "Brexit" se ha convertido en el principal catalizador de la aversión al riesgo, lo cual para el peso es sinónimo de una depreciación frente al dólar.

Dijo que en principio, las pérdidas del peso se deben a sus características: existe un mercado profundo de más de 135 mil millones de dólares al día, la divisa es la más operada entre las monedas emergentes y de este grupo, es una de las pocas que operan las 24 horas, contrario al real brasileño que sólo opera de las 07:00 a las 16:00.

Por todo esto, los inversionistas adoptan posturas a favor del dólar y en contra del peso, para cubrir otras posiciones en activos de riesgo, lo que compensa sus pérdidas ante eventos que generen aversión al riesgo, subrayó.

Mencionó que actualmente existen varias situaciones que de manera simultánea representan un riesgo de debilitamiento para el peso.

A nivel de largo plazo lo más relevante es el proceso de normalización de la política monetaria estadounidense, ya que esto tendría efectos sobre los flujos de capitales de economías emergentes hacia economías avanzadas, en particular Estados Unidos.

Expresó que el proceso de desaceleración económica de China y las señales de debilitamiento económico global también representan un riesgo para el peso en el largo plazo.

Por lo que anticipó que estos acontecimientos seguirán afectando a la divisa más allá del 2016.

A lo anterior, se suman eventos en el corto plazo que se han convertido en riesgos latentes para el peso. El primero de estos es el referéndum de Reino Unido programado para el 23 de junio, a pesar de que existe una probabilidad menor a 40 por ciento de que Reino Unido decida salir de la Unión Europea, por ahora los riesgos de un ajuste de los flujos de inversión, en caso de que se confirme el Brexit, ha ocasionado que los mercados nuevamente incrementen sus posturas en contra del peso.

Señaló que un segundo riesgo es el proceso electoral de Estados Unidos.