ENTREVISTA | POR BRAULIO CARBAJAL

Enrique Majós Director general de Compartamos Banco

Aunque los resultados no son visibles, confía en que las reformas aprobadas establecerán las condiciones para abrir el camino hacia el crecimiento económico.

Pese al contexto, es época de aumentar el crédito

El director general de Compartamos.
El director general de Compartamos. (Claudia Guadarrama)

México

A pesar de la debilidad económica, esta es una época en que se debe elevar el crecimiento del crédito y, sobre todo, de alcanzar a personas sin acceso al sistema financiero, aseguró Enrique Majós, director general de Compartamos Banco.

En conversación con MILENIO, el directivo del banco especializado en micropréstamos, precisó que aunque los resultados aún no sean visibles, el conjunto de reformas aprobadas establece las condiciones necesarias para cambiar en el mediano plazo la tendencia de crecimiento del país.

En días pasados, Compartamos Banco emitió una colocación de 2 mil millones de pesos, lo cual, según Majós, va en línea con las oportunidades de crecimiento que ven en el mercado, mismas que los han llevado a trazarse el objetivo de crecer 17 por ciento su cartera de crédito este año.

En un mal momento económico, ¿qué vieron para salir a colocar deuda por 2 mil mdp?

Somos una institución que trabaja dando acceso a servicios financieros a gente que tradicionalmente está excluida. Justamente ahora hay una oportunidad y necesidad enorme de crédito. Para nosotros, independientemente de la situación económica del país, este es el momento de dar acceso al crédito, esta se trata de una época de crecimiento, por ello hicimos la emisión, porque vemos que de aquí en adelante aumentará la necesidad de financiamiento.

¿Exactamente en qué serán invertidos los recursos captados?

Buscamos cumplir los objetivos de este año, que es incrementar nuestra cartera de crédito en alrededor de 17 por ciento; es decir, sumarle más o menos otros 2 mil millones de pesos a una cartera de casi 17 mil millones que teníamos al cierre de 2013. Eso habla que una colocación de este monto es lo que necesitamos. Creemos que las reformas abren el camino al crecimiento y aún hay oportunidad de llegar a más personas.

Con la llegada de Basilea III, muchos bancos se han acercado al mercado, ¿es el caso de Compartamos?

Siempre hemos cumplido con toda la regulación, pero esta colocación es totalmente independiente; las reglas de Basilea las tenemos claras y las cumpliremos sin ningún problema, pero esta colocación obedece a la necesidad de crecimiento de cartera que tenemos. Hemos revisado nuestras áreas de riesgo, control y finanzas, de tal modo que todo está alineado a los planes que tenemos, no vemos complejidad importante en Basilea, es un tema que nos ocupa, pero no nos preocupa.

¿Qué les llama la atención de los mercados latinoamericanos y cómo va el avance?

Aún no tenemos nada en concreto, poner un pie en Guatemala y Perú obedece a una estrategia para aprender la operación, cultura y regulación de este tipo de países. Aunque no puedo decir si se concretará este año o el siguiente, puedo decir que en el caso de Colombia, que es un país que hemos estudiado desde antes incluso de llegar a Perú, dependerá de las oportunidades que veamos y del contexto. Lo que vemos es que son naciones con necesidades de financiamiento importante, en donde el esquema de microfinanzas grupales puede encajar perfectamente.

Siempre se resalta a las Pyme pero ¿cuál es la importancia del microcrédito?

Muy importante, porque las personas que tradicionalmente han sido excluidas por la banca en términos de crédito para desarrollar sus negocios es porque son evaluadas con métodos tradicionales, mismos que no reflejan con exactitud la situación de una persona que no tiene estados financieros auditados, caso contrario a los esquemas de microcréditos. Además, es relevante porque de otra forma difícilmente tendrían acceso a un crédito que le ayude a crecer y que en algún momento lo llevará a un préstamo más grande.

¿Por qué, pese a la relevancia, son los créditos más caros del mercado?

Primero hay que explicar que no necesariamente atender a gente que no ha tenido acceso al sistema implica más riesgo, muchas veces es gente que paga incluso mejor que la gente que atiende la banca tradicional. Ahora, para bajar los costos hay que tener mecanismos de evaluación adecuados para analizar dos cosas: capacidad y voluntad de pago.