Pequeños negocios pasan a nuevo régimen fiscal

A partir del 1 de enero los "Repecos" dejarán de existir y ahora deberán facturar como todo contribuyente. Sin embargo se les dará diversas facilidades como en el ISR.
Se consideró como una oportunidad para que los negocios informales se incorporen a la formalidad.
Se consideró como una oportunidad para que los negocios informales se incorporen a la formalidad. (Manuel Guadarrama)

Saltillo, Coahuila

A partir del 1 de enero los pequeños contribuyentes, identificados como "Repecos" dejarán de existir para pasar a tributar como todos los demás contribuyentes, a excepción del Impuesto Sobre la Renta, del que quedarán exentos de tributar el primer año.

Los “Repecos” son los pequeños contribuyentes que realizan operaciones con el público en general. Prácticamente cubre la mayor parte de los comercios pequeños que por su nivel de ingresos están, hasta ahora, en un régimen interno.

“Gracias a las facilidades, no hay peligro de que prefieran pasarse a la informalidad”.

Este tipo de contribuyentes no tiene la obligación de facturar, ya que no deduce sus gastos, únicamente paga una cuota bimestral fija ante la Secretaría de Finanzas del Estado de Coahuila.

Erick Escobar Villa, administrador local de Servicios al Contribuyente de Saltillo, comenta que los “Repecos” estuvieron alrededor de cuatro años en este esquema, en donde el gobierno del Estado era quien los administraba y controlaba.

"Los pequeños contribuyentes no tienen posibilidad alguna de evadir el cambio, ya que éste se hace automático, deben conocer que su incursión directa al régimen de incorporación será automática, de manera que no requieren presentar ningún aviso", dijo.

Sostuvo que con las reformas fiscales se crea un régimen de incorporación, en donde se busca que todos los contribuyentes tributen de la misma manera.

"Hay algunas obligaciones que es importante que el contribuyente conozca. Si tienen trabajadores o empleados tendrán que hacer las retenciones y pagar la parte del IVA, porque tendrán que facturar", apuntó.

Oportunidad para incorporarse a la formalidad

El nuevo régimen presenta diversas facilidades, una de ellas es que del Impuesto Sobre la Renta no se pagará absolutamente nada en el primer año. En el segundo se paga un 10 por ciento, en el tercero 20 por ciento y así sucesivamente hasta llegar al 100 por ciento.

Pero no exenta al contribuyente de facturar, pagar el IVA, hacer retenciones y demás procedimientos para los cuales probablemente pueda haber otras facilidades que se espera se publiquen más tarde.

"Se busca que todos los contribuyentes tributen de la misma manera".

Pero hay que esperar a que salgan las demás reglas que marquen cómo van a estar cumpliendo con sus obligaciones fiscales y las facilidades que van a tener.

Resaltó que la publicación con las reglas oficiales se dará seguramente a principios del 2014. El régimen de incorporación nace a raíz de las reformas fiscales que inician a partir del 2014 por la propuesta del Ejecutivo federal.

Agregó que gracias a las facilidades que se les darán a los contribuyentes, no ve peligro en que los “Repecos” prefieran pasarse a la informalidad para huir del régimen de incorporación, ya que lo cataloga como un régimen muy bondadoso.

Consideró que incluso es una oportunidad para que los informales aprovechen y se incorporen a la formalidad.