Crece la brecha digital entre México y la OCDE

Incluso países de América Latina como Chile, Uruguay y Argentina progresan a mayor velocidad en la adopción de tecnologías de información y comunicación.
La penetración del internet de México alcanza 44 por ciento, inferior al promedio de América Latina.
La penetración del internet de México alcanza 44 por ciento, inferior al promedio de América Latina. (Shutterstock)

La digitalización del consumo en México está creciendo, pero a un ritmo menor al de otras economías, por lo que la brecha con los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se está acrecentando.

El estudio América Latina 4.0: La digitalización en la cadena de valor, que presentó recientemente la firma de consultoría en transformación de negocios gA, explica que la penetración del internet de México alcanza 44 por ciento, inferior al promedio de América Latina, que es de 51 por ciento, y especialmente de la OCDE, que alcanza 82 por ciento.

Además, la adopción de banda ancha móvil muestra la misma tendencia: México, con 37 por ciento y América Latina y la OCDE con 47 y 86 por ciento, respectivamente.

La investigación presenta el estado de la digitalización en México, tanto de consumo como industrial (de las empresas), con el fin de aportar reflexiones y promover la aceleración de la digitalización para impulsar el crecimiento del país.

Si bien la digitalización del consumo en México está creciendo a una tasa anual compuesta de 6 por ciento, la brecha con la OCDE ha crecido de 17 a 19 puntos en diez años, por lo que el estudio concluye que en Latinoamérica la transformación digital sigue siendo un reto importante para las empresas.

Agrega que la digitalización del consumo en México como resultado de esfuerzos público-privados, pero el mundo industrializado y los países avanzados de América Latina (Chile, Uruguay y Argentina) están progresando en su digitalización a tasas más altas, ensanchando la brecha con México, por lo que el reto es crecer a una tasa más rápida.

Uno de los obstáculos estructurales para acelerar la digitalización del consumo en México es la distribución del ingreso, ya que posee el 20 por ciento de hogares con ingresos inferiores a los 233 dólares.

Para este sector, la compra de una canasta básica de servicios digitales, es decir 2 celulares en el hogar, TV de paga y banda ancha fija ,requiere una erogación equivalente a más de 34 por ciento de sus ingresos.

El estudio reporta que este problema es principalmente de ingresos, ya que México presenta un índice de asequibilidad digital de 94.7 puntos, valor incluso superior al promedio de OCDE, de 93.9 puntos. La población de bajos ingresos se concentra principalmente en las zonas rurales, donde la cobertura de banda ancha fija es inferior que en el resto del país.

Mientras que la digitalización del consumo representa un cambio fundamental en el comportamiento de individuos y grupos sociales, la digitalización industrial mejora la productividad en las empresas, siendo la aceleración de esta última una opción para incrementar el avance digital en el país.

Así, el hallazgo es que la digitalización industrial de México muestra un retraso respecto a otros países latinoamericanos y Europa Occidental. Considera como ejemplo el índice promedio de industrias en la región. La diferencia entre Chile y México es importante, lo que podría implicar una desventaja competitiva de México, máxime si se visualiza que la reducida diferencia entre Argentina, México y Brasil indicaría una ventaja de Chile y Colombia respecto a las otras naciones.

Retraso

La penetración de internet en México es de 44 por ciento, mientras que el promedio de América Latina es 51 por ciento.

Fuerza

Los países de la OCDE tienen 86 por ciento en adopción de banda ancha móvil y 82 por ciento en penetración de internet.

Pobreza

20 por ciento de los hogares en México tiene ingresos inferiores a 233 dólares, lo que afecta la adopción digital.