Pemex restringe etano en arranque de Braskem Idesa

Existe un contrato garantizado para el suministro de ese gas a 20 años por 66 mil barriles diarios; la petrolera argumenta problemas de operación en el abastecimiento a la planta.
Arrancaron las operaciones en la gigantesca planta de Nanchital.
Arrancaron las operaciones en la gigantesca planta de Nanchital. (Nelly Salas)

Nanchital, Veracruz

En los primeros 45 días de operación del complejo petroquímico de Braskem Idesa sufrió restricciones en la oferta de gas etano que le suministra Pemex.

Roberto Bischoff, director general de Braskem Idesa, explicó que se debió a que la petrolera tuvo problemas de operación en sus instalaciones que le suministran el gas a la planta del consorcio mexicano-brasileño, pero confía en que no va a tener más restricciones.

La inversión de 5 mil 200 millones de dólares en el complejo en Nanchital, Veracruz, fue por un contrato garantizado que se ganó con Pemex para el suministro de gas etano a 20 años, por 66 mil barriles diarios, para la producción de un millón de toneladas de polietileno.

José Luis Uriegas, director general de Grupo Idesa, dijo que el gas húmedo, el cual viene asociado con aceite y contiene gas natural, entre otras sustancias, el etano, Pemex lo está utilizando para reinyectar pozos y poder producir más crudo, que es una de sus prioridades.

Mencionó que como industria trabajan con las autoridades para que no todo se dedique a ese propósito, y que entre 10 y 15 por ciento se le extraiga el etano para que empresas como Braskem Idesa y como el propio Pemex cuenten con los recursos suficientes para la operación de sus plantas petroquímicas.

Bischoff aseguró que no se prevé que la petrolera incumpla con el contrato, pero en caso de algún faltante no descarta la importación de volúmenes bajos de gas etano para darle solución, dijo previo a la inauguración del complejo.

El consejero delegado del consorcio, Patricio Gutiérrez, apuntó que la baja de los precios internacionales de crudo han afectado los ingresos públicos por lo que el gobierno ha tenido que tomar medidas difíciles, entre ellas un importante recorte al presupuesto de Pemex, lo cual es “muy delicado”.

“Debemos asegurarnos que se le garanticen los recursos para mantener sus operaciones en condiciones óptimas… Estamos muy preocupados por la crítica situación de desabasto de gas natural húmedo en el país, el etano y sus derivados”.

El director de Pemex, José Antonio González Anaya, señaló que “en efecto tenemos un tema que venimos trabajando para aumentar la oferta de gas y etano en particular, para gradualmente poder abastecer todas las necesidades en el mediano plazo… se están analizando todas las opciones para buscar maximizar la oferta”.

Además del problema de restricción de etano al arranque, enfrenta la inseguridad, la cual “es una realidad” y que torna más difícil el negocio, pues han sufrido robo de carga de polietileno, por lo que hace falta que se concluyan obras por parte del gobierno de Veracruz, ya que las “vías de escape no son las ideales”, apuntó Bischoff.

Es así que un proyecto de gran magnitud, que se buscó realizar durante más de una década por México, aún enfrenta limitantes.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, dijo que se trata de la mayor inversión industrial en el país en los últimos 30 años.

El repunte de la industria manufacturera desde principios de los años 90 trajo un incremento sostenido de la  demanda de petroquímicos, lo que ocasionó una brecha entre el consumo y la producción nacional, que se tiene con cubrir con importaciones.

México podrá completar la cadena de valor de etano y con esta planta reemplazará una tercera parte del polietileno importado, lo que permitirá mejorar la balanza comercial; “seguramente en poco tiempo nuevas empresa se instalarán en la región (la planta) va a detonar un clúster industrial”, añadió.

La planta de Braskem Idesa es una  construcción que requirió la inversión de más de 5 mil 200 millones de dólares y fue posible gracias al éxito empresarial del consorcio conformado por la constructora Odebrecht, dirigida por Luis Weyll; Technip, de Thierry Pilenko, e ICA Fluor, de Juan Carlos Santos, empresas que se encargaron en cuatro años de la ingeniería, procura y construcción del complejo con una tasa de 0 por ciento accidentes, por la cual obtuvieron el premio Dupont Safety and Sustainability Award 2015.

ICA PUEDE GANAR 4,145 MDP EN TRIBUNALES

Ingenieros Civiles y Asociados (ICA) considerada hasta hace un año una de las principales constructoras de América Latina, estima recibir hasta 4 mil 145 millones de pesos, casi 222 millones de dólares, si gana los juicios que tiene, o que interpondrá, contra distintos gobiernos y otra empresa.

La confianza en cobrar ese dinero es mucha, al menos así lo demuestra en su reporte anual de 2015, aunque no todos compartan su optimismo.

“El tema de los juicios siempre es complicado porque llevan bastante y no sabemos cuánto más falte”, dijo un analista de la industria de la construcción.

Incluso, aun cuando ICA pueda recibir fondos por esos juicios, los recursos tardan en llegar. Para cuando los jueces emitan sus sentencias, la empresa, con sede en la Ciudad de México, muy probablemente tenga un menor tamaño, luego de que la semana pasada anunció una nueva estrategia que involucra la venta de filiales y activos para obtener fondos y con ellos reducir sus obligaciones financieras, a fin de alcanzar un acuerdo de reestructuración con sus acreedores.

Desde diciembre, ICA no ha cubierto sus obligaciones financieras y está en proceso de elaborar un plan de reestructuración de adeudos.

Con información de: Reuters/México.