Pemex reduce 69% sus equipos de perforación

La perforación de pozos exploratorios y de desarrollo ha disminuido, principalmente los segundos; en agosto sólo se perforaron tres pozos, 81% menos en comparación con el mismo mes de 2015.
La perforación de pozos exploratorios y de desarrollo ha disminuido, en agosto solo se excavaron tres.
La perforación de pozos exploratorios y de desarrollo ha disminuido, en agosto solo se excavaron tres. (Claudia Guadarrama/Archivo)

Ciudad de México

El menor número de equipos de perforación utilizados en pozos exploratorios y de desarrollo de Petróleos Mexicanos (Pemex) se registró en agosto, con casi 21 unidades; este es otro factor que ha repercutido en el descenso de la producción de crudo del país.

Los casi 21 equipos en operación significan una reducción de 55 por ciento respecto a los que tenía a inicio de año y de 69 por ciento menos comparado con el promedio utilizado en 2015, de acuerdo con su base de datos.

TE RECOMENDAMOS: Recorte a Pemex pone en riesgo su mantenimiento

Antes de la pronunciada caída en los precios del crudo, Pemex llegó a tener en operación más de 100 equipos de perforación; se observa su pico en 2009, cuando registró un promedio de casi 176 unidades; todavía en 2014, cuando los precios comenzaron a descender, tuvo 106.

En consecuencia, la perforación de pozos exploratorios y de desarrollo ha disminuido, principalmente los segundos, pues en agosto pasado solo se perforaron tres pozos, 81 por ciento menos en comparación con los de igual mes de 2015.

De enero a agosto de este año, Pemex suma 68 pozos de desarrollo perforados, contra 178 de igual lapso de 2015, 61.7 por ciento menos.

De acuerdo con el cuarto informe de labores de la Secretaría de Energía, en Pemex Perforación y Servicios, de enero a junio de 2016 se ejercieron mil 208.4 millones de pesos para la adquisición y modernización de equipos de perforación y reparación de pozos.

En meses pasados la petrolera apuntó que se ha llevado un proceso muy importante de adquisición y renovación de equipos de perforación, para que además de ser utilizado por la propia empresa productiva del Estado pueda ponerse a servicios de terceros en arrendamiento.

De acuerdo con Pemex, algunas iniciativas implementadas ante la caída de los precios de crudo, que a su vez les representó fuertes recortes presupuestales, tienen que ver con  la optimización de recursos y la reducción de costos.

En la disminución de costos ha implicado la negociación de tarifas de servicios, especialmente las de los equipos de perforación y la alineación de estrategias con los proveedores de servicios.

Recientemente, Pemex mencionó ante inversionistas que por el entorno adverso de la industria petrolera global, se ha adaptado de manera oportuna la visión que procura la sustentabilidad de la empresa en el largo plazo.

TE RECOMENDAMOS: Pozos fallidos costaron 11 mil 260 mdp a Pemex

INVERSIÓN

Para elevar el índice de recuperación y la obtención de petróleo crudo y gas natural, Pemex Exploración y Producción invirtió 137 mil 142.9 millones de pesos, 22.2 por ciento más respecto al mismo periodo de 2015.

El informe detalla que al Proyecto Ku-Maloob-Zaap se destinaron 26 mil 321 millones de pesos, resalta la terminación de tres pozos de desarrollo y nueve reparaciones mayores a manantiales en los primeros cuatro meses del año.

En Cantarell se ejercieron 11 mil 239.3 millones de pesos, donde se concluyó un pozo de desarrollo y una reparación mayor a otro; en tanto que para Burgos fueron 3 mil 973.4 millones de pesos, se terminaron seis manantiales de desarrollo y 13 reparaciones mayores.

Para el proyecto integral Chuc se invirtieron 14 mil 257.4 millones de pesos; en el Crudo Ligero Marino 5 mil 565.5 millones de pesos; en Tsimin Xux 18 mil 461.7 millones de pesos; y al complejo Antonio J. Bermúdez se destinaron 2 mil 786.1 millones de pesos.

CFE EMITE BONO POR MIL MDD

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) colocó un bono por mil millones de dólares en los mercados internacionales, con el que fortalece su posición financiera.

Detalló que se recibieron ofertas por 5 mil 630 millones de dólares —5.6 veces el monto colocado—, por lo que es una de las transacciones financieras más demandas en la historia de la CFE.

En dicha operación se contó con la participación de más de 200 inversionistas, entre ellos fondos —de inversión y de pensiones—, aseguradoras y bancos de América, Europa y Asia.

La eléctrica resaltó que lo anterior es  muestra de la confianza del público inversionista en la empresa y en la reforma energética.

El bono vence en febrero de 2027 y tiene un cupón de 4.75 por ciento —el más bajo otorgado a la CFE hasta el momento—. La emisión cuenta con la calificación BBB+ y BBB+ de las agencias Standard & Poor’s y Fitch Ratings, respectivamente.

“La transacción cumple con los siguientes objetivos: cubrir las necesidades de capital de trabajo a un bajo costo, consolidar la presencia en los mercados internacionales de renta fija y diversificar y ampliar las fuentes de financiamiento”.