Pemex busca socios que apoyen más inversiones en extracción

Las coaliciones serán de suma importancia cuando la ex paraestatal empiece a producir en campos más complejos, dice Mario Beauregard.
El director de Finanzas de la empresa petrolera.
El director de Finanzas de la empresa petrolera. (Omar Franco)

México

Petróleos Mexicanos (Pemex) busca socios que absorban los gastos de extracción de crudo, con el objetivo de reducir costos de producción, dijo su director de Finanzas, Mario Beauregard.

Ante la caída de los precios del petróleo, la cual tiene un impacto directo sobre exploración y producción, la empresa analiza ese nuevo esquema que permite la reforma energética, comentó al intervenir en el México Oil & Gas Summit 2015, de BNamericas.

Detalló que producir un barril de lo que todavía se considera "crudo barato", es decir, que está en yacimientos menos complejos, cuesta en promedio 24 dólares, de los cuales ocho son de extracción y 15 corresponden a desarrollo y exploración.

Las asociaciones serán de suma importancia cuando Pemex tenga que empezar a producir en campos más complejos, como los de gas shale y aguas profundas, los cuales son más costosos, además de que se podrán aplicar técnicas nuevas que pudieran reducir esa parte de extracción.

Asimismo, Beauregard adelantó que evalúan participar en el mercado de deuda de Medio Oriente, con los bonos denominados sukuk, pues esto solo lo ha hecho Petrobas hasta el momento.

Dijo que la ex paraestatal tiene una base diversificada de su esquema de bonos para planes de inversión, en dólares y euros, aunque con las herramientas que permite la reforma energética ya no solo dependerá de la emisión de deuda.

También refirió que alianzas como las que ha firmado con BlackRock y First Reserve para realizar proyectos estratégicos se seguirán buscando; de hecho ya sostiene pláticas con otros participantes del mercado.

Por su parte, Beatriz Maney, directora general de OFS Capital Group, indicó que de 100 firmas asiáticas de fondos de inversión que se encuentran en México, 30 por ciento está interesado en participar principalmente en proyectos de mayor complejidad de extracción y producción de hidrocarburos, como aguas profundas y no convencionales.

Es de su prioridad, añadió, asociaciones con Pemex, pero también ya se han acercado a otras empresas, entre ellas Petrobal, Grupo México, Grupo R, Oro Negro, Sierra Oil & Gas y Constructora y Perforadora
Latina.

Por otra parte, el director de Finanzas de Pemex enfatizó que si bien con la reforma energética mejoró el régimen fiscal para la empresa, al disminuir la tasa de impuesto aplicable a exploración y producción, pero aún sostienen reuniones con la Secretaría de Hacienda, ya que es "perfectible".

Además, se trabaja con el gobierno para el presupuesto de 2016, en el que se está siendo muy conservador en la base que van a tomar como referencia de precios de la mezcla mexicana de exportación; aunque en las últimas jornadas ha tenido una recuperación notable, "no podemos cantar victoria", advirtió.

Flujo en riesgo

De acuerdo con la agencia calificadora internacional Moody's, el debilitamiento de las monedas latinoamericanas en 2015 y 2016 afectará el flujo de efectivo de compañías con gran volumen de deuda denominada en dólares con vencimiento este año, entre las cuales destaca la ex paraestatal.

"Los gigantes Petrobras y Pemex afrontan pagos de intereses e inversiones de capital denominados en dólares estadunidenses más altos que la mayoría de las compañías petroleras integradas de América Latina", indicó Barbara Mattos, vicepresidenta senior de Moody's.

Explicó en su informe "Weak Currencies Help Exporters, Hurt Airlines, Oil, Consumer Goods Sectors", que si bien la depreciación de las monedas varía por país, las compañías que utilizan principalmente financiamiento extranjero, pero que generan la mayor parte de sus ingresos en moneda local, son las más vulnerables y afrontan una situación de tensión inmediata.

Por el momento los productores de químicos, metales, artículos de papel y madera, y proteínas se beneficiarán de monedas locales más débiles.

Entre las compañías, las mexicanas fabricantes de productos químicos Alpek, Mexichem y Consolidated Energy Finance afrontan un escaso riesgo ante la depreciación del peso, mientras que la empresa química brasileña Braskem se beneficia de un real debilitado.