Pemex suma 10 mmdp a plan de exploración

En 1994 por cada dólar que se importaba de crudo se exportaban casi siete, ahora la relación es uno a uno, lo que lleva a una situación deficitaria: Sener.
El plan de negocios asegura presupuesto suficiente para elevar la restitución de las reservas en los siguientes años: José Antonio González Anaya.
El plan de negocios asegura presupuesto suficiente para elevar la restitución de las reservas en los siguientes años: José Antonio González Anaya. (Paola García/Archivo)

México

Pemex aseguró un presupuesto de 40 mil millones de pesos para invertir en tareas de exploración, con el fin de restituir reservas, monto 10 mil millones de pesos superior al previsto originalmente.

De acuerdo con el director de Pemex, José Antonio González Anaya, la perforación de pozos exploratorios pasará de 21 en 2016 a 33 este año, lo que significa un crecimiento de 50 por ciento, y para mantener la viabilidad de la producción se intentará estabilizar las reservas en alrededor de mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente al año.

“En el plan de negocios que presentamos aseguramos un presupuesto suficiente, para elevar la restitución de las reservas en los siguientes años”, dijo.

En un primer momento la empresa productiva del Estado  planeó perforar 34 pozos, pero la meta no se cumplió, al tener que hacer un ajuste en su presupuesto por un recorte de 100 mil millones de pesos.

El secretario de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que la reforma energética se hizo para remediar los males de México en cuanto a la caída de producción de crudo y la tendencia que se tiene de convertirse en un país con una balanza energética deficitaria.

“Si revisáramos la iniciativa que presentó el titular del Ejecutivo, de reforma constitucional, se apunta ahí con preocupación que ya venía una declinación pronunciada, que puede ser hasta de más de un millón de barriles diarios, una caída en la producción de gas y el incremento del consumo exponencial de los mexicanos, además de la necesidad de importar combustibles”.

Explicó la caída en la producción y que en 1994 por cada dólar que se importaba de petrolíferos se exportaban casi siete dólares, y ahora la relación es uno a uno, lo que llevaría a México a ser un país importador o deficitario en materia de energía primaria, por lo que se planteó la reforma energética.

“La declinación de la producción nos anunció precisamente el fin del modelo de un solo extractor y de que todos los riesgos los corriera el Estado”, agregó.

Esa declinación se debe también a la caída de la producción del yacimiento Cantarell, pues el pico de extracción alcanzado en 2004 fue de 3.2 millones de barriles, poco más de 62 por ciento de lo que producía.

Ahora, 76 por ciento de los recursos prospectivos de hidrocarburos de país está en aguas profundas y ultraprofundas del Golfo de México, en los yacimientos no convencionales y en los campos terrestres maduros.

“Significa que el Estado mexicano requiere sumas crecientes de capital y tecnología avanzada para acceder a esos yacimientos, por eso es que estamos haciendo la reforma energética, la cual frenará la declinación y hará repuntar la producción en los próximos años”, comentó.

Se llevan cuatro licitaciones de la Ronda Uno totalmente concluidas, con 38 contratos de exploración y extracción de hidrocarburos, que si tienen éxito comercial como se espera, en su momento pico aportarán alrededor de un millón de barriles más de petróleo.

También se tienen en marcha las primeras tres licitaciones de la Ronda Dos, que cuentan con el interés de las empresas y se estima que antes de terminar el sexenio se puedan realizar por lo menos otras tres.

Asimismo, Pemex ha logrado ya su primera alianza estratégica. “Si no hubiéramos hecho la reforma energética, hoy no tuviéramos esperanzas de frenar el problema de nuestra tendencia a ser deficitarios en materia de energía y la declinación de nuestra producción de crudo”.

Lo anunciado

Pemex apuntó que la principal inversión estará asociada a la búsqueda de aceite en las cuencas del sureste, donde se van a perforar 22 pozos

En aguas profundas se espera terminar cuatro manantiales, incluido el pozo delimitador del campo Nobilis, y se autorizó perforar cuatro de no convencionales (aceite y gas de lutitas).

La producción de petróleo registró una caída de 220 mil barriles diarios en los primeros 25 días de diciembre 2016.