Pemex repuntará este año con mil millones de barriles

Los proyectos de exploración no pueden verse perjudicados, al ser los que generan mayor valor a la petrolera; ya no iremos por metas volumétricas, asegura el directivo José Antonio Escalera.
El director de Exploración de Pemex.
El director de Exploración de Pemex. (Mónica González)

México

Luego de que 2014 no fue bueno para incorporar reservas probadas (3P), este año se prevé un repunte y cerrar con mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente, indicó José Antonio Escalera, director de Exploración de Pemex.

El año pasado las reservas 3P se situaron en 837 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Las reservas probadas son las de mayor importancia, pues se tiene la certidumbre de la existencia de hidrocarburos.

Los últimos años han sido difíciles; “no hemos detenido la declinación en la producción, la incorporación de reservas no ha sido tan buena; esperamos repuntar este año y quedar en mil millones de barriles aproximadamente”, dijo en plática con MILENIO.

Las inversiones que se realizarán, este año, en el área de exploración ascienden a 30 mil millones de pesos y se espera la terminación de 25 a 30 pozos. La perforación exploratoria en 2014 disminuyó 36.8 por ciento, de 38 pozos exploratorios terminados en 2013 pasó a 24 el año pasado.

Aunque la parte exploratoria cuenta con esos 30 mil millones de pesos en estos momentos, en días pasado, en comparecencia ante senadores, el director de Finanzas de Pemex, Mario Beauregard, mencionó que muy posiblemente la empresa productiva del Estado sufra otro recorte este año, a fin de cumplir con la meta de balance financiero fijada por el Congreso.

Escalera mencionó que, de ser así, los proyectos de exploración no pueden verse perjudicados, al ser los que generan mayor valor a Pemex.

“Vamos a ser más selectivos de donde haremos las inversiones, siempre pensando en el concepto de maximización de valor; es un cambio de paradigma que nos ha ido costando trabajo, pues antes nos íbamos por las metas volumétricas… si hay otro recorte tiene que impactar menos en la empresa, y esa viabilidad es la exploración, encontrar nuevos yacimientos y desarrollarlos, porque si no estaríamos condenando a la empresa”.

La estrategia en el corto plazo es mantener las inversiones entre 50 y 60 por ciento para aguas someras y campos terrestres en las cuencas del sureste, ya que son las que aportan producción en un tiempo menor.

“La parte de exploración ahorita está muy enfocada al área terrestre y aguas someras, pensando a mediano y corto plazos nos dedicamos a explorar en las cuencas del sureste tanto en su porción terrestre como en la marina; ahí consideramos que están las reservas que vamos a descubrir y el aceite que le va a dar a Pemex esa fortaleza, y mantener al menos la producción en los próximos años”, añadió.

Sin embargo, el objetivo central de Pemex para mediano y largo plazos son aguas profundas y recursos no convencionales (gas shale y aceite), para lo cual destinará el otro 40 por ciento de la inversión; además, se buscarán alianzas para compartir riesgos, ya que si bien son más redituables, la probabilidad de encontrar recursos es menor, dijo el directivo.

“La gran apuesta de Pemex son las aguas profundas, es un tema que no debemos descuidar; en el mundo las reservas futuras vienen de este tipo de yacimientos y de los no convencionales”.

En esa parte de recursos no convencionales, dijo que se tiene que buscar la eficiencia y se estaría pensando en una filial que solo se dedique a esta parte, pues las “grandes” empresas que ya han incursionado en este tipo de yacimientos, como Chevron y Shell, tuvieron que crear sus entes independientes.

Los costos de desarrollo de no convencionales oscilan entre 40 y 50 dólares por barril, por lo que aún son proyectos costosos y de baja rentabilidad con los precios actuales de crudo, pero no se deben de perder de vista y la industria tendrá que revolucionarse con “creatividad” si los precios no mejoran.

***

Valor de exportación de crudo cae 44.2%

Las exportaciones petroleras acumularon un retroceso de 44.2 por ciento en el primer semestre del año respecto al mismo lapso de 2014, al tiempo que las ventas al exterior, excepto a Estados Unidos, descendieron 3.5 por ciento. Estos resultados reflejaron la caída en los precios del crudo y que la demanda externa continúa débil, señalaron analistas.

De acuerdo con las cifras publicadas por el Inegi, al término de los primeros seis meses de 2015, el precio promedio de la mezcla mexicana de crudo se situó en 55.92 dólares por barril, nivel inferior en 42.87 dólares en comparación con el dato de junio de 2014.

El área de análisis de Grupo Financiero Invex señaló que las exportaciones petroleras siguen en contracción, debido a la reducción en los precios del crudo y la producción, y estima que esa tendencia se mantendrá durante gran parte de 2015.

En cuanto a la demanda externa, las exportaciones a EU mostraron en junio un repunte de 8.5 por ciento anual, tras la caída de 2.9 por ciento de mayo, lo que contrarrestó el retroceso de las ventas hacia el resto del mundo.

Ve por Más indicó que la demanda externa, en particular la correspondiente a la del principal socio comercial (EU), continúa débil, pues incluso las importaciones del vecino país del norte a México se redujeron 4.8 por ciento en mayo. (Silvia Rodríguez/México)