Pemex adopta régimen de austeridad ante el desplome del petróleo

La mayor parte de los ajuste se hará en las áreas de exploración y producción.
Plataforma en el Golfo de México.
Plataforma en el Golfo de México. (Claudia Guadarrama)

Ciudad de México

Pemex, la empresa petrolera estatal de México, espera este año recortar el gasto de capital y dice que será “muy difícil” que esta acción no le afecte a la decaída producción, ya que tuvo que recortar 4 mil millones de dólares de su presupuesto en medio de la crisis petrolera.

El régimen de austeridad llega al mismo tiempo en que Pemex se queda sin un monopolio de casi ocho décadas en el sector de energía y se encuentra en una reestructuración de los procedimentos burocráticos de adquisiciones y para eliminar el derroche que la llevaron a tener 120 oficinas de compras separadas y un tiempo de espera para aprobaciones hasta de seis meses.

La renovación la dirige Arturo Henríquez, quien se encuentra al mando del equipo centralizado de adquisiciones. Ya identificó un ahorro de alrededor de mil 500 mdd en cuatro años, independientemente de los nuevos recortes en el presupuesto. Cerca de una tercera parte se dará este año.

Henríquez dijo que se creó un equipo de trabajo, bajo la dirección de Mario Beauregard, director de Finanzas, con el fin de establecer las áreas a recortar. La junta de administración de Pemex se reunirá el viernes para discutir las medidas de austeridad, los resultados de 2014 y la reorganización de la compañía mientras se prepara para enfrentar por primera vez a la competencia de empresas privadas.

“La mayor parte de los recortes se darán en las áreas de exploración y producción, ya que ahí se encuentra la mayoría del presupuesto. Por lo que este año el gasto de capital será más bajo”, dijo Henríquez a Financial Times.

Pemex planeó un gasto de capital de 27 mil 300 mdd para 2015, en medio de las expectativas de menor pronóstico de producción del año pasado, por debajo de la meta de 2 millones 400 barriles diarios. “Va a ser muy difícil que el ciento por ciento de los recortes de presupuesto no afecte la producción”, dijo Henríquez, y agregó que Pemex también negocia menores tarifas con sus contratistas.

Pemex ya enfrentó acusaciones de corrupción, aunque niega un informe reciente de Reuters que afirma que consistentemente se hizo de la vista gorda ante las irregularidades de contratos. Henríquez no ve nada de la magnitud del escándalo de corrupción de Petrobras en Brasil. “No está frente a mí. No lo veo”, respondió cuando se le preguntó si puede gestarse dentro de Pemex un escándalo del estilo de Petrobras.

No ve a su oficina de adquisiciones como un “policía”. “Mi objetivo no es curar la corrupción. Es hacer que los procesos sean más eficientes, y que eso mitigue la corrupción”, dijo, y agregó que se pierde más dinero por la ineficiencia que por las malas prácticas.

Aunque admitió que la creación de reglas claras para la adquisición de servicios y contratos, aplicables en toda la compañía, y respaldadas por la OCDE, no significa que éstas nunca serán violadas.

“No digo que sean a prueba de balas”, dijo Henríquez. “Pero no creo que la gente vaya a ser tan tonta”.

4,000 mdd

Recorte al presupuesto de Petróleos Mexicanos dictado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público

120

Número de oficinas de compras separadas que llegó a tener Pemex para adquisiciones

500 mdd

Ahorro que identificó el equipo de adquisiciones en un trabajo de cuatro años