La estrategia de Pemex para expandirse

El director de PMI Comercio Internacional, José Manuel Carrera, explicó que Pemex llegará a mercados donde nunca ha llegado y reactivará la industria naval de México.
Es imposible un escenario con bajos precios del petróleo porque no justificaría la inversión.
Es imposible un escenario con bajos precios del petróleo porque no justificaría la inversión. (Especial )

Ciudad de México

El alcance de la reforma energética, promulgada el 20 de diciembre de 2013, implica no sólo la llegada de nuevas empresas a México, también la expansión de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el mundo.

Con las modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, la iniciativa privada puede participar con capital y en la operación de toda la cadena de valor del sector petrolero: extracción, exploración, explotación, producción, refinación y comercialización de hidrocarburos,

Esta apertura del sector energético obligó a Petróleos Mexicanos a prepararse para competir en México y en el extranjero con sus pares Shell, Petrobras, Marathon, entre otras empresas.

En este contexto de apertura, PMI Comercio Internacional, la filial de Petróleos Mexicanos que se encarga de colocar hidrocarburos en el mercado exterior, juega un papel estratégico, explicó a MILENIO su director José Manuel Carrera.  

-¿Qué relación existe entre la reforma energética y la compra que hizo PMI del astillero Hijos de J Barreras en España en noviembre de 2013?

La compra de este astillero es una pieza que conforma un rompecabezas completo.

En este Astillero se construyen embarcaciones especiales, muy complejas de apoyo a la industria petrolera como floteles, barcos exploratorios y sísmicos, o barcos quemiqueros. Es el astillero privado más grande de España, que tiene más de 100 años de historia.

Lo compramos con la intención clara de adquirir de manera eficiente capacidades y tecnología para traerla a México a fin de desarrollar barcos más grandes y más complejo, vamos a dejar el astillero en España, después abriremos la sucursal México.

Además de comprar Barreras, estamos en la fase de elaborar un estudio junto con la empresa Kepel, la más grande en construcción de plataformas, para construir un astillero en Altamira, Tamaulipas.

Así, con el astillero en Altamira podremos atender la flota menor, con Barreras las embarcaciones más complejas. Así estás reactivando la industria naviera de México, olvidada por mucho tiempo.  

Después de que Pemex compró el astillero Barreras muchos compradores se han interesado en nosotros.

-¿De qué sirve la construcción de tantos barcos en la apertura del sector?

Una parte importante del petróleo que extraer Pemex sale del mar, este trabajo requiere de muchísimos barcos y servicios marinos.

Un gran componente en el costo de sacar un barril de petróleo son los barcos y los equipos marinos. Por lo tanto, que Pemex contribuya con la construcción de barcos, infraestructura que forma parte tan importante en la composición de costos, tiene mucho sentido.

Con la reforma energética, las empresas que quieran invertir en México, que quieran comercializar, transportar o extraer hidrocarburos van a requerir servicios navieros y qué mejor que sean servicios de alta calidad, a costos competitivos proporcionados por Pemex.

Considerando que gran parte del petróleo sale del mar, que hay una reforma energética, y que además tenemos recursos prospectivos se va a requerir de muchísima capacidad de construcción, de reparación y mantenimiento marino. Éste es el trasfondo de la compra del astillero Barreras y del que se construya en Altamira.

-A PMI le toca vender petróleo, buscar mercados, ¿cuál es la estrategia que van a seguir?   

-Primero, tenemos que entender que las condiciones de oferta y demanda en el mundo están cambiando, hoy vivimos una revolución del shale oil y shale gas.

Después hay que considerar que Estados Unidos será un gran exportador de crudo y hemos decidido competir contra nuestro país vecino a través de la venta de crudo ligero (Istmo y Olmeca)aprovechando las ventajas que tiene México por su ubicación geográfica.   

-¿Cuáles son esas ventajas geográficas?

México tiene el corredor transístmico, que comprende Salina Cruz, Oaxaca, y Coatzacoalcos, Veracruz. A través de esta región llevaremos el crudo ligero a la costa oeste de Estados Unidos.

En esta región tienen dos opciones: traer el crudo de su propia casa o de México que es más rentable. Si el crudo entra por Texas la infraestructura es insuficiente para cruzar el territorio americano. Es más barato bajarlo de Coatzacoalcos, cruzar a Salinas Cruz y exportarlo de Salina cruz a California.

Ese posicionamiento estratégico lo hemos empezado a explotar, por eso Hawai es un buen mercado alternativo. En julio, Pemex inicia el envío de crudo ligero a esta región.   

Nuestra estrategia es buscar mercados alternativos donde saquemos el mayor valor para nuestro crudo. No importa que esos mercados estén más lejos de México  pero que nos reditúan más valor.

Por esta razón nos hemos enfocado en Suiza, Italia, Holanda, Hawai y la costa oeste de Estados Unidos.

-¿Le impacta a PMI que caiga la plataforma de producción petrolera? 

-Las cifras de producción le tocan a Pemex Exploración y Producción.

Dependiendo de la oferta de Pemex Refinación para elegir los crudos y optimizar la producción en las refinerías de México, PMI tiene margen colocar los crudos en el mercado.  

Tenemos dos opciones: una la de generar valor en México a través de Pemex Refinación y vender el resto. Tenemos que cambiar la optimización del mercado interno.

Sí nos gustaría ver más producción en México, así tendremos más trabajo.

Nos estamos preparando para llegar a mercados donde nunca hemos llegado y para un incremento sustantivo en la producción nacional, hablo de cinco o diez. Mi preocupación no es de corto plazo.

 -En el Expo Foro de Pemex, PMI presentó el desarrollo de proyectos de infraestructura para almacenamiento, ¿cuál es el sentido?

-Sí, vamos a invertir cinco mil millones de dólares en infraestructura en México que nos va a permitir transportar combustibles de las costas al centro del país de una manera más barata, segura y confiable y esta infraestructura nos va a hacer más eficiente como país.

En el mediano y largo plazo esta infraestructura nos va a permitir proveer energía barata. Esto es, si es genera más valor importar, traeremos los hidrocarburos, pero si tenemos que exportar con la nueva infraestructura que se desarrollará en el Golfo será mucho más rápido que ir por el Canal de Panamá. Esto es positivo para la economía mexicana.

-Aunque el petróleo es un commodity, ¿qué se espera en cuanto a cotización?

-Hay dos cosas fundamentales, la época del petróleo barato ya se extinguió. Siempre sucede que primero te acabas el petróleo de fácil acceso, porque es más rentable, inviertes poco y ganas más.

Si el mundo quiere seguir consumiendo petróleo vamos a tener que trabajar en encontrar más petróleo y los proyectos para encontrar más petróleo son más riesgosos y caros.

Yo si veo un escenario donde es imposible ver precios más bajos porque no justificaría la inversión de extraer el petróleo que el mundo necesita.