Paridad pega a la gasolina; la Magna sube 24 centavos

La Premium aumenta 34 centavos por litro, para un repunte mensual de 2.4 por ciento.
La Premium subirá 34 centavos, a 14.37 pesos por litro.
La Premium subirá 34 centavos, a 14.37 pesos por litro. (Javier García)

México

La Secretaría de Hacienda anunció que los precios de las gasolinas aumentarán a partir de julio. La Magna será 24 centavos más cara, para ubicarse en 13.40 pesos por litro, un repunte de 1.8 por ciento respecto a junio.

En tanto que la Premium subirá 34 centavos, a 14.37 pesos por litro, para un repunte mensual de 2.4 por ciento.

El incremento se debe al cambio de fórmula que utiliza Hacienda para establecer los precios, al aumento de los precios del petróleo y al tipo de cambio, pues el peso mexicano es de las pocas monedas que continúa depreciándose respecto al dólar, explicó en entrevista Guillermo Aboumrad, director de estrategia de mercados de Finamex Casa de Bolsa.

“Hay una combinación de mayores precios internacionales de la gasolina y una mayor depreciación del tipo de cambio, estos dos efectos combinados provocaron que suba la referencia con la nueva fórmula”, señaló.

El gobierno estableció una banda de máximos y mínimos para los precios de la gasolina este año, previo a la plena liberación que se contempla entrará en vigor a partir de 2017, pero con la devaluación del peso la gasolina es uno de los primeros productos que comenzarán a presionar los precios al consumidor.

Aboumrad indicó que con el aumento de la gasolina en julio, además del repunte mensual de 4 por ciento que estiman en agosto, la inflación podría aumentar hasta 0.3 por ciento. Además, con la nueva fórmula de Hacienda, una estimación realizada con los futuros de la gasolina y un tipo de cambio en 18.50 pesos por dólar, Finamex Casa de Bolsa espera que la gasolina cierre el año en 15.42 pesos para la Magna y 16.14 pesos para la Premium, un aumento de 10 por ciento anual.

Pero al cierre de año la gasolina Magna se venderá en 13.98 pesos por litro y la Premium en 14.81 —un aumento de 3 por ciento anual—, debido al límite que establece la banda de precios, lo que reduce el incentivo para nuevos participantes en el sector de vender combustible importado, señaló el especialista.

Por lo tanto, se espera un efecto para la inflación de 0.5 por ciento cuando se elimine la banda de máximos y mínimos el próximo año, en caso que los demás factores se mantengan constantes, como el precio internacional de los energéticos y el tipo de cambio.

Sin embargo, este año, al estar acotado el precio de la gasolina a un sistema de máximos y mínimos, el gobierno tendrá que absorber el costo de una gasolina más cara, al tenerla que vender al precio establecido por su fórmula. Por lo tanto, esto genera presión adicional para eliminar el sistema de bandas, que se contempla para el próximo año.

Aboumrad advirtió que continúa latente el riesgo para la inflación por el tipo de cambio. “Ahora con el alza de la gasolina, el fantasma de la inflación se asoma al consumidor”, señaló en su reporte, y añadió que existen factores internos — no solo externos— que afectan al tipo de cambio.

Entre ellos la desconfianza sobre las finanzas públicas del país, el declive de Pemex y la balanza de pagos. Entre los factores externos, indicó que prevalece la incertidumbre por medidas proteccionistas que puedan afectar el comercio con países desarrollados, principalmente por el brexit, y la candidatura de Donald Trump en Estados Unidos.