Pagará 73.5 mil mdp Pemex a proveedores

El gobierno federal sugirió al Consejo de Administración de la empresa utilizar el dinero para saldar deuda, en lugar de invertir en proyectos petroleros que generen pérdidas.
Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de Hacienda.
Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de Hacienda. (Jesús Quintanar/Archivo)

México

El apoyo de 73 mil 500 millones de pesos (mdp) que otorgará el gobierno a Petróleos Mexicanos se destinará en su totalidad a pagar adeudos con proveedores y contratistas, confirmó  Juan Pablo Newman, director de Finanzas de la empresa.

Si bien la Secretaría de Hacienda determinó que del monto total, 47 mil mdp fueran para pagar pensiones y jubilaciones, Newman dijo a MILENIO que la empresa contaba con esos recursos para hacer frente, por lo que libera dinero por el mismo monto, que se suma a los 26 mil 500 mdp de la capitalización.

Con ello, Pemex cubrirá casi dos terceras partes del adeudo que tiene con proveedores y contratistas ya que en 2015 se ubicó en 110 mil mdp. Este año se han pagado 35 mil millones. por lo que el monto se reducirá a 35 mil 500 mdp con el apoyo del gobierno.

Previamente, Hacienda había detallado la inyección de 26.5 mil mdp a Pemex para reducir su deuda y 47 mil mdp para el pago de pensiones y jubilaciones del presente año.

“Con esa cantidad, en conjunto con el manejo presupuestal que está llevando a cabo Pemex, se liquidarán los adeudos pendientes contraídos en 2015 en su totalidad y, lo que es importante, para los años siguientes este adeudo, y el que se materializará en 2016, se reducirá a niveles manejables como resultado de la propia operación de la empresa”, afirmó.

Las palabras de Newman reflejan lo que Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de Hacienda, dijo en una reunión con medios en el sentido de que la dependencia sugirió al Consejo de Administración de la empresa productiva del Estado disminuir la deuda con proveedores —pasivo circulante— y reducir el déficit.

Esta medida, dijo Messmacher, es conveniente ante el riesgo de que esa inyección de capital se invierta en proyectos petroleros que generan pérdidas por los bajos precios del petróleo o un mayor gasto corriente.

Messmacher explicó con ese esquema se mejora automáticamente el balance financiero del Estado y se evita un deterioro en la postura financiera del sector público.

Y en el caso de la reducción de la carga fiscal de 50 mil millones de pesos, Messmacher pidió que  se utilicen para acotar el déficit de Pemex, lo que disminuirá la adquisición de deuda por parte de la empresa en los mercados internacionales. “Pero esas sugerencias están sujetas a la aprobación del consejo”, señaló Messmacher.

El encargado de las finanzas de Pemex dio por aprobada la propuesta y aclaró que la modificación del régimen fiscal aplicable a las asignaciones de Pemex, que implica una reducción por 50 mil mdp en los pagos de derechos de la empresa, Newman es un beneficio se dará de forma anual y permanente.

“Se incrementa el nivel de deducciones que puede hacer la empresa y en ese sentido se pagarán menos impuestos”, afirmó. “La medida fiscal permite a Pemex reducir su déficit financiero; esto se traduce en un menor endeudamiento por parte de la empresa por exactamente la misma cantidad.”

Insistió en que el apoyo del gobierno, sumado a todos los instrumentos que brinda la reforma energética, presentan un marco que mejorará la situación de la empresa para hacerla sustentable en el mediano y largo plazos.

“Pemex está haciendo su trabajo, lo que le corresponde; está replanteando el rumbo de la empresa, con un camino muy definido”, concluyó.

Hacienda explicó que la inyección de capital por 26.5 mil mdp utiliza el espacio que generó el recorte al presupuesto de este año por 132.3 mil mdp que se anunció en febrero pasado, mientras que los 47 mil millones son parte del pagaré provisional que el gobierno se comprometió a entregar a Pemex por el ajuste que realizó a su sistema de pensiones.

PENDIENTES

Falta conocer el total de los pasivos laborales que determinará el equipo de actuarios de Pemex, Hacienda y Auditoría Superior de la Federación. La secretaría indicó que ese monto podría ubicarse en 136 mil mdp, según lo establecido en los Precriterios 2017, pero Messmacher aclaró que el monto puede variar.

Hacienda precisó que para recibir esos apoyos “Pemex deberá comprometerse a reducir su pasivo circulante en dicho monto”, y “deberá implementar mecanismos para registrar y gestionar adecuadamente dicho pasivo”, es decir, continuar con su proceso de reestructuración financiera.

La dependencia señaló que la inyección de capital a Pemex “se reflejará en un mayor gasto y un deterioro de los Requerimientos Financieros del Sector Público”; es decir, la medición más amplia del déficit presupuestario.

Sin embargo, el gobierno tiene la expectativa de que ese mayor gasto para inyectar recursos a Pemex se compense con el recorte presupuestal que anunció en febrero pasado, y el ingreso adicional que representa el remanente de operación que entregó el Banco de México por 239 mil mdp.

La inyección de capital a la petrolera es positiva, pero se espera que Pemex continúe en un proceso de reestructuración financiera, señaló a MILENIO Alexis Milo, economista en jefe de Deutsche Bank de México.

Indicó que aún le resta espacio a Pemex para reducir sus costos, como un mayor adelgazamiento de su plantilla laboral, de más de 150 mil trabajadores, cuando se requieren menos de 50 mil para mantener su producción actual.