PIB de 1.24% para 2013, prevé encuesta Banxico

Debilidad de la economía mundial y del mercado interno, así como la política fiscal, entre las razones; para 2014, el pronóstico de crecimiento se redujo de 3.59 a 3.41 por ciento.  
La encuesta del banxico también redujo la inflación en 2013 de 3.59% a 3.54%, y para 2014 de 3.82 a 3.79%
La encuesta del banxico también redujo la inflación en 2013 de 3.59% a 3.54%, y para 2014 de 3.82 a 3.79% (Mauricio Ledesma )

México

Por novena ocasión en lo que va del año, los especialistas en economía del sector privado revisaron a la baja sus expectativas de crecimiento económico para el país en 2013, ahora prevén que el producto interno bruto (PIB) se incrementará solo 1.24 por ciento, desde la estimación anterior de 1.43 por ciento, y para 2014, el pronóstico pasó de 3.59 a 3.41 por ciento, así lo reveló la encuesta realizada en octubre por el Banco de México (Banxico).

 

De acuerdo con el documento del organismo central, los principales factores que los especialistas señalaron que obstaculizarían el crecimiento económico de México son: la debilidad del mercado externo y la economía mundial; la política fiscal que se está instrumentando; la incertidumbre sobre la situación económica interna, y la debilidad en el mercado interno.

 

Asimismo, los analistas consultados ven más probable que en alguno de los próximos trimestres se observe una reducción, respecto al trimestre previo, en el nivel del PIB real ajustado por estacionalidad; es decir, se incrementó la expectativa de que se registre una tasa negativa de variación trimestral desestacionalizada del PIB real.

 

Al respecto, analistas de Grupo Financiero ve por Más (Bx+) consideran que el mercado ya descuenta un menor crecimiento en 2013 y un dinamismo moderado en 2014.

 

No obstante, Bx+ señaló que si bien la discusión de la reforma energética estará en el foco de atención de los inversionistas, también se deberá prestar atención al próximo informe de inflación del Banxico, pues el organismo reducirá la expectativa de crecimiento para 2013 y presentará el panorama para el siguiente, lo cual dará “pistas” sobre la política monetaria que podría adoptar la institución el próximo año.

 

Con respecto al nivel de precios, los especialistas consultados por el Banxico redujeron su expectativa para la inflación general en 2013, de 3.59 a 3.54 por ciento, y para 2014 de 3.82 a 3.79 por ciento. En tanto, para la inflación subyacente el estimado para este año es de 2.82 por ciento, desde el pronóstico anterior de 2.91, y para el próximo año estiman que será de 3.29 por ciento, desde el dato previo de 3.34.

 

En lo que respecta al tipo de cambio, para 2013 la previsión no cambió, por lo que permanece en 12.79 pesos por dólar, mientras que para 2014 los pronósticos pasaron de 12.54 a 12.59 pesos por dólar.

 

Referente al objetivo del Banxico para la tasa de fondeo interbancario, en promedio, los analistas económicos estiman que éste sea cercano al nivel actual de 3.50 por ciento durante el cuarto trimestre de 2013 y la primera mitad de 2014. Para la segunda mitad de 2014 y para 2015, los especialistas anticipan una tasa objetivo mayor a la actual.

 

Con relación al nivel de la tasa de interés de los Cetes a 28 días, los pronósticos de la encuesta de octubre para los cierres de 2013 y 2014 disminuyeron, con respecto a la encuesta anterior, pues para este año pasaron de 3.59 a 3.50 por ciento, y para el próximo de 3.90 a 3.71 por ciento.

 

En el tema del mercado laboral, los analistas no cambiaron sustancialmente sus estimaciones para el número de trabajadores asegurados en el IMSS, pero prevén que la tasa de desempleo aumentará, pues en la encuesta pasada el pronóstico era de 4.79 por ciento y ahora estiman una tasa de 4.91 por ciento, y para 2014 pasó de 4.62 a 4.76 por ciento.

 

Por último, la encuesta realizada por el banco central también dejó ver la percepción que tienen los analistas respecto al entorno económico; así, predomina la proporción de especialistas que considera que el clima de negocios mejorará en los próximos seis meses; sin embargo prácticamente todos ellos afirmaron que la economía no está mejor que hace un año.