Orientar a los emprendedores, el impulso 'intangible'

Los creadores del fondo para emprendedores 'Intangible' consideran que hace falta enseñar a los empresarios a administrar sus recursos, no solo entregarles dinero de fondos de inversión.
Federico Casas, al centro de la imagen, junto al equipo que hace posible 'Intangible'
Federico Casas, al centro de la imagen, junto al equipo que hace posible 'Intangible' (Cortesía 'Intangible')

Ciudad de México

Con Intangible, Federico Casas, Héctor Sepúlveda y Jorge Soto ayudaron a crear Trendyta, un portal comercial de artículos de diseño que funciona con el mismo mecanismo que Mercado Libre, y que, desde hace cinco meses, se volvió autosuficiente y rentable.

Hace año y medio, los tres jóvenes se dieron cuenta que era necesario apoyar a los emprendedores si querían generar en México un ambiente propicio para el desarrollo de empresas enfocadas en las tecnologías de la información.

Así surgió Intangible, un fondo de inversión para ayudar a incubar empresas. " Es un fondo chiquito, que se va a repartir para impulsar a 18 compañías", dice Federico Casas.

El fondo son cerca de dos millones de dólares totales, cada empresa recibirá 120 mil dólares que se dividirán en dos etapas, en la primera se entregan 40 mil dólares en servicios y, una vez que la empresa es autosuficiente, se hace otra inyección de 70 mil dólares más.

En México, los fondos de inversión para 'startups' provienen en su mayoría de la IP, como en este caso, ya que han sido Casas y sus socios son quienes han buscado los patrocinios de inversionistas, e incluso, han puesto dinero propio para 'fondear' Intangible.

Casas explica que junto a los recursos que tienen otros fondo e incubadoras, su proyecto podría parecer chiquito, pero que, tanto él como sus socios, lo hacen porque buscan generar casos de éxito que desencadenen sinergias positivas.

"Necesitamos empresas que logren la consolidación que tuvo Mercado Libre en Argentina, por ejemplo. Las empresas exitosas son el detonante para un ecosistema vibrante y eso es lo que hace falta en México", dice.

Una característica única de esta incubadora, es que se trata de mexicanos apoyando a otros connacionales, pues aunque existen otros fondos para startups, son de origen extranjero, como el caso de 500 Startups Mexico City, que es estadunidense.

Las empresas exitosas son el detonante para un ecosistema vibrante y eso es lo que hace falta en México.


El proyecto de Intangible contempla no solo la entrega recursos monetarios, también orienta a los emprendedores para aprovecharlos adecuadamente. "Los primeros cuatro meses los apoyamos con servicios y los orientamos para utilizar los recursos", dice Casas, quien asegura que muchas empresas fracasan porque cuando inician sus operaciones no conocen bien el mercado o no tienen un equipo con experiencia.

Estas lagunas llevan a un consumo de recursos y capital que puede terminar en la quiebra de la compañía al no encontrar la manera de volverla rentable. "No solo se trata de darles el dinero, que es lo que hacen muchos fondos, sino de enseñar a los emprendedores a darle un correcta distribución, además de darles todo el apoyo en términos de servicios, para que a los cuatro meses ya sepan cómo manejarse. La idea es que sean autosuficientes", dice Casas.

Cuando las empresas comienzan a facturar y pueden cubrir sus costos de operación entra la segunda fase del proyecto de incubación, que es dar otra inyección de 70 mil dólares, esta vez, orientados hacia publicidad y posicionamiento.

Casas y sus socios esperan financiar 18 proyectos a lo largo de dos años. Los candidatos que quieran recibir el apoyo deben comprender que se trata de un fondo de inversión tecnológica que requiere de ejecutores de ideas que tengan disponible el 100 por ciento de su tiempo.

"Es necesario que entiendan que sólo estamos invirtiendo en ideas que tengan una base tecnológica, pero no cualquier tecnología, sino tecnología de la información, que es donde nosotros podemos ayudarlos con los servicios y la orientación para consolidarse."

Trendyta es su proyecto piloto y hasta ahora ha funcionado adecuadamente, pues se han convertido en un portal de ventas por internet capaz de solventar sus operaciones y que poco a poco comienza a generar ganancias.