Organizar carreras o maratones se volvió negocio en 10 años

La inscripción de cada participante asciende a 300 pesos en promedio, de los cuales los coordinadores se llevan 15%; aquí también prevalece la práctica del outsourcing.
Solo 42.4% de la población mayor a 18 años practica una actividad deportiva.
Solo 42.4% de la población mayor a 18 años practica una actividad deportiva. (Enrique Ordóñez | Cuartoscuro)

México

En México organizar carreras o maratones es un negocio que ha crecido exponencialmente en los últimos 10 años.

Las empresas organizadoras calculan que en promedio realizar una carrera de este tipo para a 3 mil personas tiene un costo aproximado de un millón 400 mil pesos.

En tanto, su ganancia resulta de un porcentaje de la inscripción, que puede ser de 15 por ciento, y de los objetivos que tenga el maratón (altruismo, por ejemplo), además de publicidad y promoción.

El costo de una carrera dependerá de lo que el participante quiere incluir, siendo las playeras lo más caro, ya que, por ejemplo, una de marca Adidas cuesta 200 pesos. También influye el costo el chip (para el registro y seguimiento del deportista) y la medalla que se otorga a los corredores o runners.

El costo de inscripción para una carrera es de 300 pesos en promedio; en algunos casos el precio depende de la distancia que se recorrá. Si la inscripción se realiza de forma extemporánea el costo es mayor. La inscripción incluye el número de corredor con chip, la playera y la medalla, además de los servicios que se brindan, como abastecimiento de líquidos y servicio médico.

Juan Carlos Rivera, especialista del Tec de Monterrey, indicó que estás empresas operan como un outsourcing, es decir, que trabajan para una marca primaria (firma ancla para realizar la carrera) y se encargan de toda la gestión y logística.

Los beneficios que obtiene una marca primaria, en promedio, ascienden a 15 por ciento sobre el costo de la inscripción. Si la inscripción cuesta 200 pesos, la marca o empresa obtendrá 30 pesos de ganancia por  cada participante.

El número de corredores puede variar de acuerdo con la sede, la distancia del recorrido y la marca o causa bajo la cual se corre. La pasada carrera de Cartoon Network logró reunir a 16 mil corredores en tres ciudades diferentes.

Por otra parte, es necesario contar con un operador que se encargue de realizar todo el proceso y logística, que ofrezca el servicio a todas las marcas o fundaciones que estén pensando en realizar un maratón para apoyar alguna causa o posicionar su marca.

Por su esencia deportiva y fomento a la salud, las carreras representan el activo ideal para aquellas marcas y/o organizaciones que buscan ligarse a un concepto de alta aceptación social, que además fomente una sana convivencia entre la gente y las familias.

Directivos de Emoción Deportiva, filial de Grupo Martí, explican que el mayor margen de negocio viene de las promociones que hacen los clientes externos, como Nike, Adidas, Grupo Imagen y Bancomer, por citar algunos de los más de 60 que maneja la operadora. 

Mx-race, otra de las principales operadoras de estas competiciones, mencionó que para su empresa el costo puede variar mucho, ya que atienden justas deportivas muy pequeñas o muy grandes, por lo que el gasto por cada uno es bastante amplio y dependerá de las necesidades de la carrera misma.

“Es necesario conocer las características de la carrera para cotizar y saber qué servicios adicionales ofrecer o qué quitar para que sea un evento básico”, comentó Mario Ruiz, ejecutivo de Mx-race.

Mexicanos deportistas

De acuerdo con los resultados del Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico, levantados por el Inegi durante agosto pasado, 42.4 por ciento de la población mayor a 18 años realiza alguna actividad físico-deportiva.

Pese a que el 57.6 por ciento restante se mantiene inactivo, las marcas saben que si se adoptan están prácticas deportivas entre la población el negocio puede crecer aun más.

Organizar estás competencias resulta positivo para las empresas que compran el servicio, pues con ello se gana la fidelidad de más consumidores, incrementando la presencia de las marcas y posicionándose de mejor manera en el mercado.

Además, se alcanza un target mejor segmentado, comercialización de productos y se liga a un concepto de alta aceptación, mediante la responsabilidad social, según expertos de firmas organizadoras.

En cuanto al tema de las carreras con causa, ambas operadoras coinciden en que solo algunas veces se dona 100 por ciento de lo recaudado; generalmente las empresas ceden entre 50 y 75 por ciento de lo obtenido en estas citas deportivas.

Es tal el interés por las marcas, que el número de convocatorias, solo en la Ciudad de México, cerrará el año en 85, entre carreras, medios maratones, maratones, carreras de obstáculos e infantiles, además del creciente número de pruebas que se llevan a cabo en el país.

Para Mx-race, pocas empresas toman en serio el asunto deportivo, ya que la mayoría se ha inclinado más por lo comercial, pues suponen que con ello cumplen sus objetivos mercadológicos, sin importarles el desarrollo deportivo con buenos estándares de calidad.

El éxito que tiene estos operadores se debe en parte a la gestoría que realizan con los gobiernos locales para realizar las justas; por ello resulta necesario contar con personal encargado de gestión social y trámites oficiales.

Humberto del Valle, director general de Emoción Deportiva, trabajó en todo tipo de instancias gubernamentales relacionadas con el deporte antes de que se creara la empresa, por lo que ya conocía todas las instituciones a las que debía acercarse para iniciar este negocio.

Al respecto, comentó que los permisos en el Distrito Federal son otorgados por cuatro áreas fundamentales del Gobierno de la Ciudad, todo coordinado por el Instituto del Deporte de la capital del país, que emite el aval, una vez que se cumple con todo el perfil de Protección Civil.

Algunos de requerimientos para organizar una carrera son contar con extintores, vallas en buen estado o que las tribunas tengan el respaldo de un aval técnico de un ingeniero.

En tanto, entre los requisitos relacionados con el medio ambiente destacan mecanismos para recolección de basura, que se suman a otros servicios generales, como seguridad y protección a asistentes y mobiliario urbano.

Humberto Valle comentó que ningún servicio general es gratuito, ya que a cada policía o patrulla asignada se la paga la cuota, además del uso de la vía pública. En cuanto a los costos de los permisos, varían mucho pues eso depende de las necesidades de cada carrera.

Emoción Deportiva inició en 2000 con una carrera de 4 mil corredores y en 2015 espera realizar 130 a escala nacional, en los que esperan una afluencia de 600 mil runners.

Humberto del Valle, director general de la firma, comentó que cada año organizan de 10 a 12 carreras nuevas, en las que atiende a 450 mil corredores en promedio.

En el Distrito Federal esperan realizar 46 carreras, casi una por semana este año, lo que refleja la expansión de este mercado.

En el caso de Mx-race, la empresa inició operaciones en 2001. “Llegamos a este mercado, porque primero fuimos deportistas y después tuvimos que convertirnos en operadores de eventos. El mercado cambió y se acabó el atletismo serio, el deporte federado”, dijo Mario Ruiz.