La OMC se suma al impulso emprendedor

La puesta en marcha del Acuerdo de Facilitación Comercial de Bali beneficiará sobre todo a las pequeñas y medianas empresas.
Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial del Comercio.
Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial del Comercio. (Ivan Stephens/Cuartoscuro)

México

Avanzar en la puesta en marcha del Acuerdo de Facilitación Comercial de Bali beneficiará sobre todo a las pequeñas y medianas empresas (pymes), entre ellas las de México, señaló Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“Con la adopción plena del acuerdo de facilitación, las grandes ganadoras van a ser las pymes, porque las grandes empresas tienen manera de superar los obstáculos y de penetrar los mercados, ya que tienen sucursales en varios países y cuentan con los recursos para encontrar otros caminos”, puntualizó.

En su visita a México en el contexto de la Semana del Emprendedor, Azevêdo señaló que un instrumento de facilitación comercial es fundamental para que las empresas de menor tamaño puedan llegar a nuevos mercados en otros países.

El titular del organismo que rige el comercio internacional lamentó que no se haya llegado a un acuerdo en el plazo que se fijó la OMC para adaptar el protocolo del acuerdo de implementación del acuerdo, que venció el 31 de julio pasado, pero confío en que en septiembre puedan lograrse los avances que han quedado pendientes.

“No logramos aprobarlo el 31 de julio, eso pone una vez más en duda la capacidad de la organización para avanzar multilateralmente; es un tema que nos preocupa, estamos viendo si encontramos una solución en septiembre para cambiar la página”, subrayó.

Agregó que una función que tiene el organismo multilateral es brindar mejores condiciones para que las pymes puedan integrarse a las cadenas de valor, al facilitar, entre otras cosas, los trámites aduanales y reducir la burocracia en las fronteras.

El representante de la OMC aseguró que el organismo también “busca mejorar el entorno empresarial en el mundo y la estabilidad para prosperar, reducir los obstáculos al comercio y garantizar el acceso a nuevos mercados”.

Azevêdo reconoció el papel de los pequeños y medianos empresarios y celebró que las pymes que participan en la economía mundial son más innovadoras, pagan mejores salarios y registran importantes crecimientos, lo que genera una mejor economía multilateral respecto de las firmas grandes.

Sobre las reformas aprobadas en México en materia de telecomunicaciones, energía, financiera y educativa dijo que da una señal de aumentar la competitividad del país respecto de otras economías.

“Los países luchan para ser más competitivos y eficaces en su cadena productiva, el paquete que México recién anunció es uno que va en la dirección de encontrar la manera de reducir costos y facilitar el desarrollo económico y social del país”, opinó.

Previo a su participación en la Semana del Emprendedor, Azevêdo se reunió con el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, ahí señaló que el comercio mundial enfrenta una crisis en su multilateralismo, pues han aparecido muchos espacios de toma de decisiones, negociaciones de acuerdos de trascendencia y muchos polos de gobernanza a la vez que la OMC.