Ordena Corte suspender pronunciamiento legal en caso Televisa-Dish

La ministra Olga Sánchez Cordero  dio un plazo de 30 días hábiles al juzgado Trigésimo Segundo de lo Civil para que conteste la demanda que interpuso en su contra el titular del Ejecutivo federal.
Dish
Dish contestó a TV Azteca que no ha aumentado sus tarifas. (Especial )

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de la Nación  admitió a trámite la controversia constitucional que promovió el presidente Enrique Peña Nieto y ordenó suspender cualquier tipo de pronunciamiento legal en la disputa que mantiene Televisa por la retransmisión de su señal abierta por parte de Dish.

Así lo acordó la ministra Olga Sánchez Cordero, quien dio un plazo de 30 días hábiles al juzgado Trigésimo Segundo de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal para que conteste la demanda que interpuso en su contra el titular del Ejecutivo federal, por intervenir en el citado conflicto.

Asimismo, requirió al Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito para que, dentro del plazo de tres días hábiles, remita los autos del recurso de revisión registrado con el número A.R.C. 319/2012, interpuesto por Televisa, y Televimex.

La ministra también dio un plazo de 30 días hábiles al Congreso de la Unión, por conducto de sus Cámaras de Diputados y de Senadores, así como al Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), para que manifiesten lo que a su derecho convenga.

La controversia constitucional fue presentada el 13 de febrero del presente año, después de que la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República señaló que era necesaria la intervención del máximo tribunal de justicia.

La Presidencia pretende que se anule un oficio de José Guadalupe Mejía Galán, juez 32 de lo Civil del Distrito Federal, el cual impide al Ifetel votar los lineamientos para autorizar la retransmisión de señales de televisión abierta a través de los sistemas de televisión restringida, conocido también como “must carry-must offer”.

Como el Ifetel carece de legitimidad para presentar controversias constitucionales, los comisionados del Instituto solicitaron a la Presidencia presentar la impugnación.

El oficio emitido por el juez al Ifetel es consecuencia de un juicio iniciado por Televisa en el que acusa a Dish de retransmitir de manera ilegal las señales de televisión de los canales 2, 4, 5 y 9, y sus respectivas señales digitales espejo.

La televisora alegó que emitir los lineamientos sobre la retransmisión de las señales viola la Ley de Derechos de Autor, la cual protege los programas radiodifundidos de todas y cada una de las empresas de televisión en México.

Los argumentos del Ejecutivo ante la Corte indican que la retransmisión gratuita de las señales (must carry y must offer) de televisión es un elemento esencial de la reciente reforma constitucional de telecomunicaciones para generar competencia en el sector de la televisión de paga.

“Pero más importante aún es para salvaguardar el derecho de toda persona a recibir las señales de televisión abierta por medio del servicio de paga sin costo adicional, lo que también es una forma de proteger el derecho a la información plural y oportuna”, dijo la semana pasada Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia.

La Constitución reconoce al Ifetel como responsable de resolver sobre la retransmisión de contenidos y no un juez local, por lo tanto, la notificación sobre la posible violación de derechos de autor invade las facultades del mencionado órgano.