Opel recorta su producción tras el "brexit"

La compañía, reducirá las horas laborales en las plantas de Alemania, donde produce el "hatchback" Corsa y los sedanes Insignia, para el resto del año.
"El Brexit fue un voto de protesta, un grito de rabia. La única cosa que sorprende más de este voto fue que la élite se sorprendió con el resultado".
Diminuyen pedidos de autos en el Reino Unido después del referendo. (Ilustración: Shutterstock)

Opel, filial de de General Motors recortó la producción en dos de sus fábricas en anticipación a la disminución de los pedidos de coches en el Reino Unido después de la votación por el brexit.

La compañía, que opera como Vauxhall en el Reino Unido, reducirá las horas laborales en las plantas de Alemania, donde produce el hatchback Corsa y los sedanes Insignia, para el resto del año.

El Corsa es el segundo vehículo de mayor venta en Gran Bretaña, detrás del Ford Fiesta.

Esta medida afecta a la planta de Opel en Eisenach, que fabrica el modelo de tres puertas que representa la mitad de las ventas del Corsa, y a la planta de Russelsheim.

Opel dijo que la reducción exacta de la producción “dependerá en gran medida de los volúmenes de venta del Insignia y el Corsa en el Reino Unido. Para ambos vehículos, el Reino Unido es su mercado más grande”.

Opel ya vio algunos pedidos de los distribuidores para septiembre, cuando el Reino Unido cambiará a un nueva placa de registro, lo que ofrece un primer indicador sobre las ventas y si estas podrían llegar a ser decepcionantes.

Las ventas de autos nuevos son una señal clave de la confianza del consumidor y se observarán muy de cerca para conocer el gasto público en los meses posteriores al referendo.

Los analistas pronosticaron anteriormente que las ventas de coches podrían caer hasta 20 por ciento si el Reino Unido entra en recesión.

Se espera que este año se vendan alrededor de 2 millones 700 mil coches nuevos en el Reino Unido, en comparación con 2 millones 630 mil en 2015.

Pero la cifra no implica un crecimiento en el segundo semestre del año, después de los vigorosos primeros seis meses hasta junio, cuando las ventas aumentaron 3.2 por ciento.

“La situación del brexit es un problema para todo el mundo que hace negocios dentro y con el Reino Unido en este momento, y el mes pasado anunciamos que si el valor de la libra se mantiene a su nivel actual por el resto del año, va a tener un impacto en nuestro desempeño financiero europeo”, dijo Opel.

20%

es la caída en las ventas de autos nuevos que pronosticaron los analistas, si el Reino Unido entra en recesión