Los OTT revolucionan mercado de contenidos

El video bajo demanda alcanza 21 por ciento de participación y altos crecimientos, lo que obliga a las televisoras a innovar.
El uso intensivo que estos servicios generan de las redes de internet abre el debate sobre su posible regulación.
El uso intensivo que estos servicios generan de las redes de internet abre el debate sobre su posible regulación. (Shutterstock)

Los servicios que proporcionan contenidos por internet, como es el caso de Netflix o Clarovideo, conocidos como OTT (por su acrónimo en inglés over the top), está provocando un cambio en el modelo de negocio de las televisoras, a las que ha llevado a buscar la forma de competir y sumarse a la ola de ver lo que cada quien quiere en el momento que lo quiere.

De acuerdo con cifras de The Competitive Intelligence Unit (The CIU) la participación en el mercado de audio y video asociados de los OTT en México llega a 21 por ciento, cuando empresas de televisión de paga como Izzi tiene únicamente 18 por ciento, y Megacable 13 por ciento.

La medición respecto al total de ingresos en el mismo mercado indica que los OTT ya cuentan con 12 por ciento de los 65 mil 165 millones de pesos que registraron las empresas para 2015, y tienen una tasa anual de crecimiento de 60.3 por ciento.

“Los OTT sí son un negocio en expansión, aunque por el momento será un mercado en constante cambio que se hará aun más fuerte en los próximos años y se agregarán más empresas a este modelo, como es el caso de YouTube”, comentó Ernesto Piedras, director general de The CIU.

Agregó que actualmente el perfil del consumidor lo pondera la calidad y sus gustos en lo que a contenidos se refiere, por ello es un mercado que está en crecimiento, porque da a los consumidores lo que necesita.

Aclaró que incluso aquellos sitios que se dicen gratuitos, al final también tienen una forma de generar ingresos, ya sea mediante publicidad, la generación de tráfico a las redes o con la venta de contenidos premium, lo que los hace rentables.

De acuerdo con cifras de la firma de investigación de mercados Ooyala, América Latina es la región que muestra el mayor nivel de consumo de contenidos por internet, e incluso se prevé que Argentina y Brasil dupliquen el valor de su mercado a 2018, al pasar de 45 millones de dólares a 115 y de 180 millones de dólares a 460 respectivamente.

En el caso de México también se observa un crecimiento de casi el doble del mercado al pasar de 240 millones de dólares a 450 millones para 2018.

Un estudio de Business Bureau indicó que el consumidor mexicano de servicios OTT pasa en promedio viendo el contenido de Netflix aproximadamente 9.8 horas a la semana, y los de televisión de paga, 10.2 horas.

En el caso de Claro, el promedio semanal es alrededor de 5 horas y el consumo de televisión abierta es de 5.8 horas, sin embargo, mencionó que el consumo de contenidos OTT está creciendo en forma importante, pues sólo en octubre de 2015 el incremento fue de 5 por ciento.

La comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), María Elena Estavillo, destacó en recientes declaraciones que es afortunado que las televisoras ya estén reaccionando al dinamismo que está teniendo el mercado de los contenidos.

“Afortunadamente están reaccionando ya al dinamismo de este sector, se observaba con desconcierto que siendo un sector donde han ido cambiando los modelos de negocio, han cambiado las audiencias, las demandas gustos y preferencias, la oferta televisiva continuaba siendo la misma por muchos años”, explicó.

Agregó que en el caso de México la incidencia de los nuevos servicios como son los OTT, aun cuando todavía no tienen una penetración tan importante en el mercado, sí comienzan a incidir en las políticas de las empresas de contenidos tradicionales.

Destacó que alrededor del mundo ya se habla incluso de la posible regulación a este tipo de empresas, ante el uso intensivo que hacen de las redes de los operadores; sin embargo, el tema es delicado y se debe observar con cuidado, pues también les generan beneficios.

“Es cierto que aprovechan la infraestructura de los proveedores del servicio de internet, pero también generan tráfico, y este genera ingresos para los proveedores de servicios, entonces no podemos ver el efecto solo en una parte de la cadena, hay que verlo en todo el entorno, y si el efecto es benéfico para los diferentes componentes del entorno, entonces cuál es la necesidad de regular”, destacó Estavillo.  

450

millones de dólares valdrá el mercado de servicios OTT en México hacia 2018, de acuerdo con Ooyala.

9.8

horas a la semana pasa frente a la tele un suscriptor de Netflix, los de tv de paga llegan a 10.2 horas.

60.3%

creció la industria del video bajo demanda en México el año pasado, con un valor de cerca de 7 mil 800 mdp.