México y Canadá aplicarán represalias a importación de carne de EU

Washington perdió una disputa por reglas de etiquetado de país de origen para la carne de México y Canadá. La OMC ordenó a Estados Unidos ajustar sus reglas al comercio global.
Las reglas de etiquetado dan a los consumidores información sobre la procedencia de la carne.
Las reglas de etiquetado dan a los consumidores información sobre la procedencia de la carne. (Especial )

Ciudad de México

Los gobiernos de México y Canadá buscarán autorización de la Organización Mundial de Comercio (OMC) para aplicar represalias a importaciones desde Estados Unidos, luego que Washington perdió una disputa por reglas de etiquetado de país de origen para la carne que se consideraron discriminatorias.

La OMC ratificó el lunes un dictamen previo acerca de esas normas que, de acuerdo con Canadá y México, ponen en desventaja a sus exportaciones de alimentos en el mercado estadounidense, y respaldó pedidos para que Estados Unidos las revoque o se arriesgue a costosas represalias.

En un comunicado conjunto, los gobiernos de Canadá y México insistieron en que Estados Unidos debe derogar la norma, conocida como "COOL" por sus siglas en inglés, y añadieron que "solicitarán autorización a la OMC para implementar medidas de represalia" en contra de las exportaciones estadounidenses.

En su fallo, la OMC dijo que Washington debe ajustar sus reglas de etiquetado a las leyes de comercio global, rechazando la apelación del país a un fallo previo.

Las reglas de etiquetado, cuyos defensores dicen que dan a los consumidores información crítica sobre la procedencia de la carne, exige a los minoristas de alimentos informar el país donde nació, fue criado y faenado el animal.

Las normas estadounidenses han reducido las exportaciones de cerdo y ganado desde 2009, según el gobierno canadiense. Canadá ya ha publicado una lista de potenciales objetivos estadounidenses, que incluyen vino, chocolate, ketchup y cereal.

"A menos que el Congreso actúe hoy, Canadá y México pondrán aranceles sobre decenas de productos estadounidenses", dijo el presidente del Consejo Nacional de Productores de Cerdo, Ron Prestage. "Esta es una condena a muerte para trabajos y exportaciones estadounidenses", agregó.