OHL puede entrar a toda licitación: Ruiz Esparza

El Centenario será repuesto 32 meses después de haberse pagado el seguro; el sistema Mexsat se diseñó para cubrir necesidades en comunicaciones móviles de seguridad nacional.
El secretario en entrevista en El asalto a la razón.
El secretario en entrevista en El asalto a la razón. (Martín Salas)

México

Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, aseguró que la empresa OHL puede seguir participando en las licitaciones de infraestructura que se hagan en el país, a pesar del escándalo en el que se vio envuelta por la construcción del Viaducto Bicentenario.

Entrevistado por Carlos Marín en El asalto a la razón, el funcionario detalló que esta semana la Comisión Federal de Electricidad dio a conocer la participación de OHL en una licitación que fue otorgada a otra empresa en el Estado de México. Y enfatizó que mientras no esté inhabilitada por la autoridad correspondiente, que es la Secretaría de la Función Pública, puede seguir participando en proyectos a concesionarse.

"Yo no veo hasta ahorita nada que diga que hay algo mal, o que haya una causal para que deje de participar en licitaciones, salvo unas grabaciones, que a mi modo de ver son ilegales; no sé en qué condiciones se publicaron y difundieron, pero le provocaron a la empresa y al país una deshonra", dijo.

Aclaró que prácticamente todas las concesiones que se dieron en el Estado de México, tanto en el gobierno anterior como en el actual, se hicieron bajo la misma fórmula, pues una manera de darle cierta garantía al capital privado es con un esquema antiguo, y que mientras no se invente algo más, esa va a ser la fórmula para dar concesiones.

Sobre el nuevo aeropuerto, Ruiz Esparza destacó que el martes pasado sostuvieron una reunión con el grupo que está diseñando toda la arquitectura (Norman Foster), el cual aseguró que el proyecto está avanzando.

"La idea es que antes de que termine la administración ya se pueda ver la estructura, las pistas; es ver ya un aeropuerto en forma, aunque faltará aún terminarlo y que empiece a operar, pues son proyectos que llevan mínimo ocho años", agregó.

Respecto al apagón analógico, el secretario comentó que si bien están apretados con los tiempos, van de acuerdo con el programa, e incluso ya recibieron los televisores de la segunda ronda y acaban de terminar de repartir los de la primera.

"Yo estoy haciendo todo el esfuerzo para que en noviembre hayamos cumplido con el programa, después irá avanzando lo que le corresponde al Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) para hacer el apagón analógico. Mi expectativa es que nuestra tarea como secretaría va a cumplirse en noviembre e iré reportando cómo vamos avanzando", aseguró.

Otro programa relevante de la administración es el de la red compartida, que correrá en la banda de 700 megahercios, la cual, aseguró Ruiz Esparza, es una licitación muy grande en la que no cabe margen de error.

Destacó que al momento se encuentran en la etapa de manifestaciones de interés, donde 24 empresas han expresado su intención de participar y han hecho preguntas, por lo que terminado ese proceso estarán listos para armar la convocatoria de licitación pública y publicarla este año.

"Vamos a tratar de tener lo más rápido posible al operador mayorista de la red, para que empiecen a hacerse las inversiones junto con la red troncal y dar el servicio mayorista, que es prácticamente de banda ancha y telefonía, y en el caso de la red troncal (de fibra óptica)", aseguró.

El secretario dijo que el de la red compartida es un proyecto cuyo costo se ha dicho que puede ser de entre 7 mil y 8 mil millones de dólares, pero el costo real lo tendrá al momento de hacer la licitación; "es quizá una de las licitaciones más importantes que se hagan en el país durante el sexenio, y creo que las cosas están controladas".

La SCT trabaja en ese tema en conjunto con el Ifetel y otras entidades del gobierno, por lo que, a decir de Ruiz Esparza, no hay definición que se tome que no vaya acordada por todos, tanto el Ifetel como nosotros, la Consejería Jurídica de la Presidencia y la Secretaría de Hacienda.

Respecto a la caída del satélite Centenario, el secretario detalló que en 2010 se tomó la decisión para desarrollar el sistema Mexsat, y en 2011, en el caso del Centenario, se firmó el contrato con la empresa ruso-americana, y también en 2011 se acordó con esa misma empresa el lanzamiento del Morelos 3.

"La empresa que en su momento se contrató fue ILS, había tenido un buen récord en sus lanzamientos, entonces no había una razón para tener alguna duda; después vinieron cuatro lanzamientos fallidos, el quinto fue el del Centenario, pero cuando nosotros vimos esta situación tomamos una cláusula de salida, afortunadamente sin costo para el gobierno mexicano y cambiamos el lanzamiento del Morelos 3 a una empresa norteamericana, llamada Lockheet Martin".

Por tal razón, dijo, el próximo lanzamiento (del Morelos 3) será desde Cabo Cañaveral, aunque reconoció que esto no quiere decir que no haya riesgos, pues siempre hay una cláusula en los contratos sobre esa posibilidad.

Reiteró que si no se hubiera tenido el satélite Morelos 3, con la pérdida del Centenario el gobierno mexicano hubiera contado con aproximadamente 18 meses para ocupar la órbita, de lo contrario se hubiera perdido, incluso por tal razón la empresa fabricante, Boeing, ayudó para lanzar lo más rápido posible y no poner en riesgo la órbita.

El precio del satélite fue en promedio de alrededor de 7 mil millones de pesos, pero forma parte de todo el sistema Mexsat, que consta de tres satélites: el Bicentenario, que ya está funcionando para comunicaciones fijas; el Centenario, que fue el del accidente, y el Morelos 3, para comunicaciones móviles de alta calidad para seguridad nacional.

"Cabe destacar que el sistema Mexsat tiene la tecnología más avanzada hasta el momento, esto lo dicen los expertos, no es mi voz, se diseñó con características especiales para cubrir las necesidades nacionales en comunicaciones móviles relacionadas con la seguridad nacional, para evitar quedarse incomunicados en situaciones de emergencia, lo cual sucederá una vez que esté en órbita, lo cual toma alrededor de 10 meses y el Centenario será repuesto 32 meses después de que haya sido pagado el seguro", concluyó.

Aciertos

-El presidente y director general de Euroconsult, Pacome Revillon, aseguró que el sistema Mexsat es único en el mundo no solo por el diseño para cubrir las necesidades particulares, sino por todas las previsiones que tomó para protegerlo.

-"Solo hay algunos países con un segundo satélite, son de Medio Oriente o Australia; incluso la mayoría no adquiere un seguro, y ese fue un acierto del gobierno mexicano".

-El especialista reiteró que hay muy pocas probabilidades de que ocurra un nuevo accidente en octubre, pero si sucediera hay opciones secundarias para la banda L.