OHL se ha portado bien y sí cumple: SCT

El financiamiento de la obra provendrá principalmente del erario y por ello se esperará a conocer el alcance del presupuesto 2016: Ruiz Esparza.
Funcionarios de la SCT y del gobierno del Estado de México, recorren obras del tren rápido.
Funcionarios de la SCT y del gobierno del Estado de México, recorren obras del tren rápido. (Juan Carlos Bautista)

Zinacantepec

“OHL se ha portado bien y sigue comportándose bien; es una empresa que ha cumplido con los compromisos que ha tenido”, afirmó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza,  al verificar que se lleva un avance de 10.93 por ciento en el primer tramo del tren México-Toluca.

Y es que la subsidiaria mexicana de la constructora española OHL en los últimos meses ha sido cuestionada por una serie de grabaciones que se han filtrado a las redes sociales, en las que se da a conocer presuntos actos de corrupción entre funcionarios de la empresa y representantes del gobierno del Estado de México, así como magistrados e incluso la propia SCT.

El consorcio que forma la subsidiaria OHL México con la constructora Hermes, Constructora de Proyectos Viales de México, es el encargado de la primera de tres fases del tren interubano México-Toluca, proyecto que en total tendrá un recorrido de 57.7 kilómetros y requerirá inversiones por casi 41 mil millones de pesos.

Las empresas que participan en el tren interurbano se dividen en tres fases; en la segunda participa la constructora ICA, que es la encargada de la construcción de un túnel, y las empresas Cabsa Constructora, Prefabricados y Transporte (Pret), Cargo Crane, Grupo Corporativo Amodher, Omega Construcciones Industriales, y González Soto y Asociados serán las responsables de la tercera fase.

Entre los avances de esta megaobra que se estima iniciará operaciones en marzo de 2018, el titular de la SCT destacó que ya se cuenta con 90 por ciento del derecho de vía liberado; “está negociada y pagada”, puntualizó al realizar una visita de trabajo en las obras de lo que será la terminal de Zinacantepec.

El funcionario señaló que para liberar el derecho de vía se trabaja en coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para reubicar casi 233 torres de luz; a la fecha se tienen desmanteladas 133  y se han colocado en su lugar 87 postes troncocónicos; en total son 23 kilómetros de líneas eléctricas por cambiar.

El financiamiento para esta obra provendrá principalmente de recursos públicos y están a la espera de la asignación de presupuesto en 2016. “En un futuro, cuando entre en operación, el tren podrá concesionarse y en ese momento la inversión privada podrá suplir parte de los recursos públicos que se invirtieron”, comentó el titular de la SCT.

Frente a un escenario de menor crecimiento económico, Ruiz Esparza dijo que se tendrán los recursos garantizados y evaluarán sus escenarios para realizar con éxito esta obra pública.

Anticipó que entre los proyectos que se licitarán este año está el tren Chalco-La Paz, el cual estará a cargo del Gobierno del Distrito Federal y recibirá apoyo de recursos públicos; esta obra prevé inversiones por 13 mil 703 millones de pesos.

Por otra parte, Ruiz Esparza anunció que a partir del ayer viernes, este sábado, así como viernes y sábado de la próxima semana, también en la noche, se van a suspender los trabajos en la autopista México-Cuernavaca para darle comodidad a los usuarios que transitan por esa vía y puedan circular con mayor fluidez.

En el tramo I, Zinacantepec-Portal Poniente que comprende 36.15 kilómetros, lleva avance de obra de 10.93 por ciento y un avance financiero 19.68 por ciento, de acuerdo con información de la SCT. Se construirán en esta parte viaductos elevados y para acelerar la construcción se duplicaran los equipos de trabajo de 14 a 28 frentes.

Para el tramo II, Portal Poniente-Portal Oriente, de 4.7 kilómetros, se cuenta con un avance de obra de 0.30 por ciento y financiero de 16.4 por ciento. En septiembre se prevé el arribo de una máquina tuneladora proveniente de Hamburgo para realizar los trabajos del túnel, que es la parte más complicada del total de la obra por el riesgo geológico.

Para el tramo III, Portal Oriente–Observatorio, los siguientes pasos son iniciar obras a un costado del Centro Comercial Santa Fe y cerca de las casetas de peaje y la reubicación del comercio ambulante en el Metro Observatorio, al poniente del Distrito Federal.

Ventajas

El tren interurbano México-Toluca  tendrá una longitud de 57.7 kilómetros, que se recorrerán en un estimado de 39 minutos; se estima que transportará a casi 270 mil pasajeros diarios y contará con dos estaciones  terminales y cuatro intermedias, además de base de autobuses en Metepec, Lerma y Santa Fe.

El gobernador Eruviel Ávila Villegas destacó que este transporte contará con unidades con capacidad para mil 400 pasajeros de manera simultánea, a una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora, con lo que se convertirá en el más rápido de toda América, y en solo 39 minutos unirá a la capital del Estado de México con la capital del país.