OCDE estima crecimiento de 3.9% para México en 2015

El secretario general del organismo internacional, José ángel Gurría, dijo que los efectos positivos de las reformas estructurales en México se notarán más en 2016.
Angel Gurría, economista mexicano y secretario general de la OCDE, presente en la reunión de Cairns, en Queensland, Australia
Jisé Ángel Gurría, economista mexicano y secretario general de la OCDE. (EFE)

París

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, estimó que los efectos positivos de las reformas estructurales realizadas en México se notarán el año próximo pero sobre todo en 2016.

El efecto de las reformas en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México ya se verá “parcialmente en el año 2015 y claramente en el año 2016”, declaró a Notimex el titular de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El exsecretario mexicano de Hacienda y Crédito Público presentó este jueves un reporte provisional de la OCDE sobre las perspectivas de crecimiento mundiales que prevé un crecimiento positivo de la economía mexicana del 3.9 por ciento en 2015 y del 4.2 por ciento en 2016.

El nivel de crecimiento estimado para México está por encima del promedio pensado para la economía del G-20, que representa 90 por ciento del PIB mundial, en los próximos dos años y es el cuarto más elevado después del dato de crecimiento previsto para China, India e Indonesia.

El máximo responsable de la OCDE reconoció el efecto de las reformas en esta estimación, pero advirtió que su efecto no es automático en la economía mexicana.

“Hemos insistido en que todas estas reformas toman tiempo para empezar a sentirse en términos de crecimiento, inversión y empleo”, recordó Gurría.

Sobre las buenas previsiones para la economía mexicana el año próximo, Gurría precisó que también se ven fortalecidas por las buenas perspectivas de la economía mundial y de Estados Unidos que la OCDE pronostica para los dos próximos años.