OCDE baja a 2.6% su previsión de crecimiento para México

En noviembre de 2015 el organismo había previsto que este año la economía mexicana crecería 3.1% en 2016 y 3.3% en 2017.
Los resultados del sector manufacturero confirmaron  la desaceleración de la segunda economías más grande del mundo.
(Reuters)

Ciudad de México

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) redujo a 2.6 por ciento su perspectiva de crecimiento para México durante este 2016, aunque confió en que se fortalecerá en 2017, a pesar de que los precios del petróleo son bajos y la demanda externa es más débil.

En noviembre de 2015 el organismo había previsto que este año la economía mexicana crecería 3.1 por ciento, sin embargo ahora prevé que sólo será de 2.6 por ciento. Para 2017 había previsto que sería de 3.3 por ciento, hoy el pronóstico es de apenas 3.0 por ciento.

En su reporte Perspectivas Económicas 2016, la OCDE señaló que el mayor ritmo de expansión para el próximo año “será por las reformas estructurales implementadas por el gobierno”.

Dijo que “la depreciación del peso reforzó ganancias en la participación en el mercado de las exportaciones mexicanas y una resistente demanda doméstica continúa apoyando la actividad económica”.

De acuerdo con el documento, México aumentó la participación de los envíos que hace a Estados Unidos. Recientemente la Secretaría de Hacienda informó que las importaciones desde México incrementaron su participación a 13.7 por ciento en el primer trimestre de 2016, un aumento significativo comparado con el 12.5 por ciento del mismo periodo de 2014.

La organización espera que se disipen los efectos de la debilidad que registró la producción  industrial de EU, principal destino de las exportaciones manufactureras de México, y que las reformas estructurales continúen impulsando la inversión en el país.

La OCDE señaló que el impulso a la demanda doméstica en México se debió principalmente a una sólida expansión del crédito, la recuperación real de los salarios, el empleo en el sector servicios y mayores remesas desde EU.

La política monetaria en México continúa manteniendo una inflación estable, “evitando presiones al alza por la debilidad de la moneda y con tasas de interés por encima de la inflación subyacente”, añadió.

La OCDE indicó que las reformas estructurales han puesto especial énfasis en aumentar la competencia en telecomunicaciones, además de aumentar el acceso al crédito y elevar la formación de capital y la productividad.