Banxico baja la previsión de crecimiento para 2013 y 2014

La autoridad monetaria bajó a un rango de entre 0.9 y 1.4 por ciento la previsión de expansión del PIB para este año desde un rango del 2 a 3 por ciento.
Agustín Carstens
Agustín Carstens (Archivo )

Ciudad de México

El banco central de México recortó su pronóstico de crecimiento para este año y el próximo, ante una fuerte desaceleración de la economía, y mantuvo sus previsiones de inflación para 2014 ya que sólo espera un impacto moderado de una reciente reforma fiscal.

Banxico, la autoridad monetaria, bajó a un rango de entre 0.9 y 1.4 por ciento la previsión de expansión del Producto Interno bruto (PIB) para este año desde un rango del 2 a 3 por ciento.

El banco dijo además, en la presentación de su informe trimestral de inflación, que redujo a un rango de un 3 a un 4 por ciento la previsión de crecimiento económico para 2014, desde un pronóstico anterior de entre un 3.2 a un 4.2 por ciento.

México, la segunda mayor economía de América Latina, se ha desacelerado fuertemente este año por el débil desempeño de su mayor socio comercial, Estados Unidos, además de un retraso del gasto público local, que según el Gobierno ha tendido a regularizarse.

La administración del presidente Enrique Peña Nieto, que está por cumplir un año en el poder, ha bajado en tres ocasiones este año su pronóstico de expansión económica, la más reciente a un 1.7 por ciento; y podría volver a hacerlo este mes dependiendo de cifras oficiales del instituto de estadística.

Banxico previó que la inflación cierre 2013 alrededor del 3.5 por ciento -dentro de su meta fija de 3 por ciento +/- un punto- y que se mantenga en esa área en 2014, cuando entrará en vigencia una reforma fiscal recién aprobada y que considera alzas de impuestos.

El jefe del banco central, Agustín Carstens, dijo al presentar el informe que la reforma tributaria impactará al índice inflacionario en 40 puntos base y al crecimiento en un 0.2 por ciento del PIB.

El funcionario reiteró que no sería recomendable bajar más la tasa clave de interés en el futuro previsible, luego de haberla recortado bajado en tres ocasiones este año, desde un 4.50 a un 3.50 por ciento.