Nuevos campos de esquisto elevan reservas petroleras

Su producción de crudo ha crecido cerca de 80 por ciento desde 2008, lo que, junto con la menor demanda internacional, ha provocado una caída de precios de casi 40 por ciento.
Plataforma petrolera del condado de McKenzie, en Dakota del Norte.
Plataforma petrolera del condado de McKenzie, en Dakota del Norte. (Shannon Stapleton/Reuters)

Nueva York

Las cifras oficiales demuestran que las reservas probadas de petróleo del año pasado en EU aumentaron a su nivel más alto desde 1975, lo que es la señal más reciente de cómo la revolución del esquisto ha transformado el panorama del suministro energético del país.

Las reservas probadas —el petróleo que se espera recuperar con la tecnología existente al nivel actual de precios— estuvieron disminuyendo en Estados Unidos hasta 2009, cuando las empresas empezaron a experimentar con la producción de petróleo del campo de esquisto Bakken, en Dakota del Norte.

El incremento de las reservas es una señal de que el aumento de la producción de petróleo estadunidense, que ha crecido cerca de 80 por ciento desde 2008, puede mantenerse en el largo plazo, aunque se espera que la reciente caída en los precios del crudo tenga como resultado una reducción en la actividad y una desaceleración en el crecimiento de la producción en los próximos meses.

El precio del crudo ha caído casi 40% desde junio debido al aumento de la producción de EU y a la disminución de la demanda internacional de petróleo. El Brent, el índice de referencia internacional, cayó 18% tan solo el mes pasado cuando la OPEP, el cártel de países productores de petróleo, decidió no recortar su producción. El Brent estuvo operando por debajo de los 70 dólares por barril.

El año pasado, las empresas en EU produjeron alrededor de 2.7 mil millones de barriles de sus reservas, pero sumaron 5.5 mil millones de barriles con los nuevos descubrimientos, de acuerdo con la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés).

Como resultado, EU finalizó 2013 con cerca de 36.5 mil millones de barriles de reservas probadas de petróleo: un incremento de 9.3% durante el año, y llegó a uno de los niveles más altos jamás reportados en los registros que datan desde el siglo XIX.

El punto máximo llegó en 1970, cuando la industria reportó reservas probadas de petróleo de 39 mil millones de barriles de crudo.

Sin embargo, hoy en día, EU todavía se encuentra muy por detrás de Rusia y Canadá en términos de reservas probadas, y también está detrás de la mayoría de los miembros de la OPEP. Las reservas probadas de petróleo de Arabia Saudita, las más grandes del mundo, fueron de 266 mil millones de barriles a finales del año pasado, de acuerdo con la publicación Statistical Review BP.

Las mayores adiciones para las reservas de EU fueron en el campo de esquisto Bakken, que ganó 1.68 mil millones de barriles en 2013, y en el campo de esquisto de Eagle Front en el sur de Texas, que ganó 805 millones de barriles.

Los barriles adicionales en el campo de Bakken son equivalentes al descubrimiento de lo que sería conocido en la industria como un campo “gigante”, y son mucho más grandes que cualquier campo individual descubierto en todo el mundo en 2013.

Las estimaciones de la EIA están basadas en los reportes de las reservas probadas de las compañías, que reflejan sus planes de perforación para los siguientes cinco años.