Nuevas reglas elevan los costos financieros

La regulación es para evitar demasiados riesgos cuando compren o vendan valores de los clientes.
Sede de CitiBank en Nueva York.
Sede de CitiBank en Nueva York. (Mike Segar/Reuters)

Los bancos globales gastarán entre 40 y 120 millones de euros cada uno en la implantación de las últimas normas de los reguladores mundiales sobre el capital de su cartera de negociación”, afirma un nuevo estudio de los consultores Oliver Wyman.

El análisis también dice que los reguladores “subestimaron en grande” el impacto que tendrán las nuevas normas sobre los requisitos de capital para las operaciones comerciales de los bancos. Estas divisiones ya redujeron sus dividendos gracias a los mayores requisitos de capital que se les impuso a raíz de la crisis financiera.

Las normas más recientes —diseñadas para evitar que los bancos tengan que enfrentar demasiados riesgos cuando compren o vendan valores de los clientes— las finalizó el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea a principios de este mes.

El proyecto final fue menos severo que las versiones anteriores, lo que al principio propició un alivio entre los bancos que temían una inflación enorme. El Comité de Basilea estima que las nuevas normas aumentarán 22 por ciento en promedio los requerimientos de capital.

Pero Rebecca Emerson, directora para Reino Unido de Oliver Wyman, dijo que en conversaciones con los clientes se mostró que los bancos tienen estimaciones muy diferentes sobre la cantidad de dinero que les va a costar su implementación.

“Es uno de los programas de regulaciones más costosos a los que se enfrentan los bancos”, dijo, y agregó que el rango de costos es muy grande, ya que depende de la calidad de los datos de cada banco, de los sistemas informáticos y de la complejidad de sus operaciones comerciales.

Bajo las nuevas normas, los bancos que quieran usar los modelos internos para medir el riesgo —que tienen menores requisitos de capital que el método “estándar”— ahora su aprobación se da por proyecto. Este es un gran cambio sobre el régimen actual, donde todas las operaciones se aprueban de una sola vez.

Emerson dijo que ese proceso de aprobación de uno por uno puede llevar a que el impacto para los bancos sea más fuerte de lo que espera el Comité de Basilea.

Algunos bancos pueden utilizar modelos internos para algunos proyectos, y usar el método estándar para otros, lo que eleva las necesidades generales de capital, dijo Emerson.

Un alto ejecutivo de un gran banco de inversión internacional concuerda en que las aprobaciones proyecto por proyecto pueden ser un reto y llevar a mayores requerimientos “Nuestros números son peores de” los que estima Basilea, dijo.

Emerson señaló que “algunos de los bancos con mayor visión” ya toman medidas para evitar los efectos más duros. “En este momento ya se salen de esos productos”, que son a los que más afectan las nuevas normas, comentó.

Dijo que un ejemplo son los swaps de incumplimiento crediticio de un solo nombre con baja liquidez. Los banqueros dicen que las titularizaciones también son muy caras bajo las nuevas reglas, incluso después de las últimas modificaciones.