Nueva política aérea iniciará en 2017: DGAC

El recién nombrado titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil dijo que retomará los trabajos de su antecesor y trabajarán este año para que los cambios inicien en 2017.
La industria de la aviación creció el año pasado 12%, señala  el directivo.
La industria de la aviación creció el año pasado 12%, señala el directivo. (Jorge Carballo)

México

Tras haberse concretado la firma del convenio bilateral de aviación con Estados Unidos, uno de los pendientes es la puesta en marcha de la nueva política aérea, ante lo cual el titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Miguel Peláez Lira, informó que será en 2017 cuando entre oficialmente en operación.

El funcionario recién nombrado informó en entrevista con MILENIO que se retomarán los trabajos en ese aspecto que hizo su antecesor, Gilberto López Meyer, y se continuarán las reuniones con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para que este año se tenga el documento completo, se discuta y posteriormente sea ya una legislación.

¿Cómo va el proceso para realizar la nueva política aeronáutica?

Dentro de las acciones como DGAC está el tema de retomar lo que se ha hecho hasta el momento y llevarlo a buen puerto para tener una política moderna; estamos haciendo las consultas con instancias como la OACI. Esperemos avanzar todo lo posible pues el objetivo es tenerla este año, pero no es fácil; de lograrlo entrará oficialmente en vigencia en 2017.

¿Cuáles son los principales cambios que se contemplan para la industria?

Están asociados particularmente al fortalecimiento del marco regulatorio, pues necesitamos tener sustento jurídico para dar los pasos siguientes; con esta política vamos a adoptar las mejores prácticas internacionales.

¿Una nueva legislación logrará mayor orden en el sector?

Se busca tener una mayor autonomía como autoridad, de tal manera que tengamos más argumentos jurídicos para aplicar, implementar y hacer cumplir de mejor forma todos los temas de seguridad y operación.

Sobre la transición de la DGAC a la Agencia Federal de Aviación Civil, ¿qué hace falta?

Se necesitan todavía diversos trámites administrativos que se deben cumplir paso a paso para agotar esos temas, así como aspectos financieros y jurídicos, para posteriormente transitar hacia este nuevo organismo.

Terminaremos este 2016 ya convertidos en Agencia Federal de Aviación Civil; decir en qué mes se dará el cambio es aventurado, pero sí será este año.

Ese cambio será un paso trascendental para la industria nacional y va en la dirección de tener una institución más fortalecida y con mayor autonomía.

¿Cuáles serán los beneficios?

Un mayor ejercicio presupuestal, más facultades en el marco regulatorio como autoridad aeronáutica y tener un abanico más amplio de competencia y alcance, que naturalmente será positivo para la aviación en cuestión de seguridad operativa.

¿Cuál es el crecimiento del sector en 2015?

Se prevé que el año pasado la aviación en el país haya logrado un aumento mayor a 12 por ciento.

¿Por qué se ha dado ese aumento de doble dígito en aviación?

El negocio, el comercio y el turismo son razones de ese crecimiento del sector. Todos deseamos que este escenario de alzas se mantenga.

Un termómetro de cómo se encuentra el sector es el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el cual cerró 2015 por arriba de 38 millones de pasajeros y 400 mil operaciones; esto es un excelente indicativo de que la aviación en México tiene una constante de crecimiento.

¿Con ese escenario, cómo se encuentra la industria?

Hubo factores en el pasado que fueron contundentes para golpear un poco el desarrollo del sector; tuvimos la influenza A/H1N1 y la quiebra de Mexicana de Aviación; sin embargo, de 2012 a 2015 hemos tenido un desarrollo positivo, que nos permite ver que vamos en el camino correcto.

Con el crecimiento de 2016 ya superamos el tema de haber pasado eventos negativos y ahorita estamos en un aumento natural, que estamos seguros se va a mantener este 2016, derivado de la firma del convenio bilateral de aviación con Estados Unidos.

¿Qué escenario se prevé con el nuevo acuerdo aéreo con EU?

La actualización abre unas oportunidades maravillosas para la industria aérea nacional, de tal forma que puedan asociarse con líneas aéreas extranjeras y mejorar sus áreas de desarrollo.

¿Qué otros beneficios se tendrán?

El convenio con la aviación estadunidense garantiza que este año el sector mantenga un crecimiento de 12 por ciento en tráfico de pasajeros y que incluso sea mayor.

¿Fue más complicado de lo que esperaban el proceso para ese convenio?

La industria, desde un principio, estuvo de acuerdo en el proceso que se realizó, pues las empresas mismas participaron en las pláticas.

Siempre un convenio con EU de este tipo despierta ciertas expectativas de temor, que fue lo que manifestaron las partes que mantuvieron una posición no tan favorable.

Al final de cuentas la industria misma tuvo que hablar con este pequeño grupo opositor y se dio cuenta que todo estaba perfectamente bien sustentado, bien controlado y en ningún momento se ponía en riesgo las fuentes de trabajo, todo lo contrario.

El grupo opositor terminó convencido de que el convenio representaba un incremento en las fuentes laborales y un beneficio general.

¿Prevén que sea ratificado en el Senado?

Tenemos la tranquilidad de que a partir de febrero la Cámara de Senadores ratifique el convenio, con lo cual lo tendremos en operación en el primer trimestre del año.

¿Ya se tienen nuevas solicitudes para quintas libertades?

Todavía no tenemos de las empresas nacionales y estadunidenses solicitudes para nuevas rutas en este aspecto; es importante señalar que las aerolíneas tienen toda la libertad de poder solicitarlas sin ningún impedimento. El convenio está ahí para que se aproveche en beneficio de ambas partes.

¿Como se sigue trabajando en la saturación del AICM?

Seguimos trabajando en el sistema aeroportuario metropolitano, que las empresas de aviación tengan las mejores opciones de utilizar terminales alternas como son el de Toluca, Puebla, Cuernavaca y Querétaro cuando el AICM por su saturación ya no pueda dar cabida en el horario de las 6 de la mañana a las 12 de la noche.

Estamos tratando como autoridad de incentivar el tráfico de pasajeros en los aeropuertos alternos para descongestionar la terminal capitalina.

¿Cómo incentivar a las empresas a regresar a estas terminales?

El mercado en estos complejos aéreos sí existe, si recordamos cuando operaba Mexicana de Aviación en el AICM, en Toluca estaban operando Interjet y Volaris, con los cuales se llegó a superar los 2 millones de pasajeros en tráfico al año.

El aeropuerto ubicado en el Estado de México es muy atractivo, por su ubicación y cercanía al Distrito Federal.

En el momento que viene la quiebra de Mexicana, los dos competidores ocupan los espacios que dejó la empresa en quiebra y se descuidó de alguna manera el mercado que ya habían creado y ganado en Toluca, es cuestión que las líneas aéreas, ahora a través de este crecimiento sostenido que están teniendo, volteen hacia este complejo y satisfagan la demanda que está latente.