Medir la norma ISO 26000 es “extremadamente subjetivo”

Esta directriz tiene más de 800 recomendaciones, lo que según los expertos espanta a los empresarios porque piensan que les costará demasiado.

México

La norma ISO 26000 es una de las herramientas voluntarias más completas para echar a andar la Responsabilidad Social (RS) en una organización. Sin embargo, su naturaleza no es certificable ni vinculante; para ello se necesita medir resultados y las metas que establece no son medibles, explicó Gwenaelle Gerard, directora general de la consultora ResponSable.

“En el balance trabajo-familia hay empresas que darán el viernes por la tarde, otras ofrecerán flexibilidad si un hijo está enfermo, pero ¿cuál es mejor?, ¿cuál cumple?; es extremadamente subjetivo”, opinó en entrevista la experta en la implementación de esa norma. Cuenta con más de 800 recomendaciones. No se trata de cumplir con todas ellas porque entonces la empresa dejaría de hacer negocios para dedicarle tiempo completo”.

Al respecto, Jesús Martínez Rojas, director general de la consultora  McBride, subrayó: “Uno de los problemas consiste en que el empresario ya está harto de tener que cubrir  requisitos, debe cumplir con un sinfín de normas y leyes obligatorias. ¿A qué hora va a dedicarse una voluntaria y con qué recursos?”

Los especialistas subrayaron que la ISO 26000 es una herramienta muy útil para hallar puntos en los que, más allá de hacer lo correcto, la empresa puede ser más productiva. Para ello “tiene que seleccionar qué es importante y pertinente para su organización y sus grupos de relación”, destacó Gerard.

“La RS no puede ser obligatoria; solo hay dos maneras de tomar este camino: mediante una conciencia superior, la forma menos común, o por conveniencia, porque si no le entro no voy a poder competir”, agregó el directivo de McBride. “Además, esa norma no es la única herramienta, hay otros faros; está también el distintivo del Cemefi o el Pacto Mundial de la ONU”.

Marco Pérez, coordinador en México del Pacto Mundial, opinó que “la ISO 26000 contiene indicadores voluntarios que sería casi imposible regular, porque son demasiados los espectros. Puede tener muchos retos y muchas implicaciones, pero a final de cuentas para eso se establece la norma como guía”.

Hay miedo, no apatía

A seis años de haber sido creada la ISO 26000 es muy escaso el conocimiento que empresas y organizaciones tienen de ella, pero según los expertos no es por apatía. “Lo que no le ha ayudado a ganarse un lugar es justamente el miedo a esa cantidad de requisitos que ni siquiera son requisitos. Los empresarios piensan que les costará demasiado y que es certificable”, destacó Gerard.

Otros empresarios, abundó, “lo ven como un fin y dicen que no están listos para la ISO 26000. Nunca vas a estar listo, debes verlo como un punto de inicio; de hecho, todos los premios o reconocimientos de RS no deben de ser objetivos, sino puntos de partida o diagnósticos para darme cuenta dónde estoy fallando y mejorar a partir de ahí”.

Pérez coincidió en que “hay diferentes caminos para implementar la RS y la tendencia marca que cada vez son más las empresas que se interesan en ella porque el consumidor es más sensible”. Sin embargo, “llama la atención que la ISO 26000 no está creciendo, no se está comunicando y no se acaba de dar a entender, a pesar de que si lo analizas te das cuenta de que es lo mismo que el Pacto Mundial”, dijo.

Los indicadores de la norma internacional, agregó, “son los más completos porque te presentan un amplio abanico de la mayoría de los temas necesarios para la sustentabilidad, pero no hay quien lo ejecute y esto representa un costo para la empresa porque debe acercarse con una consultora”.

Hacerla accesible

“Hay que presentar información accesible para el tamaño de la empresa; si no, obligamos a que digan: ‘a eso no le entro, tengo que sobrevivir y no voy a desperdiciar tiempo ni recursos económicos”, aseguró Pérez.

El Pacto Mundial ha conseguido que México sea el tercer país del mundo con más empresas adheridas. “De 2015 para acá ha sido el de mayor crecimiento, especialmente en las Pymes. Existe el interés de las empresas y los indicadores son los mismos. Lo que pasa con la norma es que hay un desconocimiento básico, un primer paso que asusta”, destacó. “Identificamos que si quieres hablar con empresarios, debes hablar como empresario. Si en vez de hacer lo correcto en equidad de género, digo que la tasa interna de retorno al tener una paridad entre hombres y mujeres es mucho más alta porque puede elevar hasta 40 por ciento la producción, habrá otra perspectiva”.

El representante del Pacto Mundial también acotó que, aunque son dos sistemas distintos que promueven la RS, “para nada son herramientas peleadas; encuentras los principios del pacto mucho más a detalle en la ISO 26000”.

Para Gerard, “más allá de leer la norma, porque hasta eso espanta, recomendaría asistir a un curso o conferencia sobre el tema”.

Al preguntarle si eso no implica una inversión que las empresas no están dispuestas a hacer, señaló que, al menos, “nuestro evento, México Responsable, es gratuito y abierto a todo tipo de empresas, hay iniciativas, pero no se dan a conocer”.

Gerard concluyó que lo ideal es el acercamiento de las empresas y organizaciones a esos encuentros “para que sepan qué es la ISO 26000, para qué sirve y cómo impacta al negocio”. Sin embargo, acotó, “siendo realistas, eso no va a suceder”.

¿Cuál es la temática de RS más importante?

La preocupación que se posiciona como la más trascendente por sector empresarial, según una encuesta de la consultora ResponSable, es:

ALIMENTOS Y BEBIDAS

52%

Calidad y seguridad fitosanitaria

CONSTRUCCIÓN

69%

Sobornos y corrupción en licitaciones públicas

FINANCIERO (bancos)

65%

Incentivar una cultura financier

FINANCIERO (seguros)

75%

Atención al cliente y calidad en el servicio

 SALUD Y BELLEZA

45%

Comercializar en canales de distribución innovadores y eficientes

 TIC

66%

Seguridad de la información

TRANSPORTE Y LOGÍSTICA

56%

Servicio al cliente (Entrega de mercancías en tiempo y forma)

TURISMO Y RESTAURANTES

54%

Uso de recursos naturales/explotación de flora y fauna en procesos



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]