No hubo gritos, solo una leve sacudida: pasajero de Aeroméxico

Miguel Ángel Ramírez viajaba en el avión que fue desviado a Irlanda por una emergencia en el área de carga. Dijo que desde el inicio del vuelo hubo algo raro, pero hoy por fin llegaron a París.
Un avión de Aeroméxico, que viajaba de la Ciudad de México a París, fue desviado de emergencia hacia Irlanda.
Un avión de Aeroméxico, que viajaba de la Ciudad de México a París, fue desviado de emergencia hacia Irlanda. (Tomada del Twitter de Alan Pulido)

Ciudad de México

Aunque hubo aterrizaje de emergencia, los pasajeros del vuelo AM003 de Aeroméxico no gritaron, solamente se cambiaron de lugar para estar cerca de sus familiares, dijo Miguel Ángel Ramírez, una de las personas a bordo del avión que fue desviado a Irlanda.

"Lo único que sentí fue un fuerte calor del lado derecho del avión, el piso, todo tenía temperatura elevada. Desde que salimos del DF se sintió algo extraño; los monitores donde vemos películas se apagaban continuamente y la explicación que nos dieron fue que no se había reseteado el sistema", dijo en entrevista con Adela Micha para Grupo Imagen.

"Al principio se fue la luz, no se veía nada. Los sobrecargos actuaron de forma rápida, fueron precisos; nos dijeron que había un connato de incendio pero nada oficial. Por fortuna la aeronave aterrizó normal, sólo tuvo una leve sacudida", comentó.

Miguel Ángel comentó que al descender del avión, el capitán les explicó cuál fue la causa del incidente.

"En Irlanda nos llevaron a una sala de espera. Dos horas y media después, el piloto nos dijo todo fue provocado por los gases de yodo que desprendieron las toneladas de mango en el avión. Nos dieron vales por 10 euros para cenar, nos llevaron a un hotel muy cómodo y ahí nos dieron de desayunar".

Dijo que todos los pasajeros ya están en París y el personal de Aeroméxico se encargará de distribuir en otras aerolíneas a las personas que tenían vuelos de conexión.